Elena Nevado, Inés Rubio y Soledad Corrales, en la puerta de Urgencias / mbp

El PP vuelve a reivindicar la reapertura de las Urgencias hospitalarias del centro de salud

Este servicio se cerró con el inicio de la pandemia, siendo una medida temporal, según la edil Inés Rubio

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El PP ha vuelto a reivindicar la necesidad de la reapertura y el normal funcionamiento de las urgencias hospitalarias del centro de salud trujillano, que se cerraron, «con un carácter temporal», cuando se decretó la pandemia. Así lo puso de manifiesto de nuevo, ayer, en rueda de prensa, la líder del PP en Trujillo, Inés Rubio, acompañada por la diputada regional Elena Nevado, así como la edil Soledad Corrales. Esta intervención tuvo lugar justo delante de las puertas de este servicio de Urgencias, para ejemplificar que están cerradas en horario de mañana.

Rubio insiste en que este servicio es una demanda de los trujillanos. Asimismo, recuerda que esas urgencias hospitalarias cubrían una zona que engloba a 55.000 habitantes, repartidos entre las zonas de Guadalupe, Logrosán, Zorita y Miajadas, además de la comarca trujillana.

La portavoz popular recuerda que es necesario contar con un servicio de atención especializada. Así nació el Centro de Alta Resolución, «con la intención de acercarlo a todos y cada uno de los vecinos y no lo que ha sucedido», ya que considera que se está vaciando el centro. Por ello, «no podemos permitir desde el PP de Trujillo que esto siga así».

Asimismo, apunta que este centro tenía unas expectativas de atender, potenciar y consolidar este servicio, con profesionales especializados. Sin embargo, apunta que se está convirtiendo en un centro de salud normal, con un servicio de Urgencias, no hospitalarias, solo de tres de la tarde a ocho de la mañana. Además, insiste que antes se atendían y estabilizaban el 75 por ciento de las urgencias que llegaban. Sin embargo, ahora se derivan a Cáceres.

También critica que el Gobierno socialista de la localidad no haga nada, guarde silencio y no reivindique este servicio a la Junta. «Los trujillanos no merecen un gobierno que abandone y deje un servicio como la Sanidad y tampoco se deje de prestar un servicio cercano»

Por su parte, Elena Nevado resalta que un derecho fundamental, como la sanidad, está llegando a menos ciudadanía y, sobre todo, en zonas rurales. Remarca que el CAR se ha convertido en un centro de salud, siendo las urgencias atendidas por médicos de atención primaria. En este sentido, considera que el Gobierno regional está desmantelando estas instalaciones. Ademas, cree que no está dando respuesta a este problema.

Nevado, además, apunta que en el área de salud de Cáceres ha quedado 11 plazas vacantes de residentes, afectando al futuro de este centro.