Presentación de la etapa trujillana de La Vuelta en el mes de julio. / JSP

La Vuelta recorrerá las calles principales de la ciudad el 8 de septiembre

La caravana de la ronda, que precisa de 14.000 metros cuadrados, se situará en el recinto ferial y se habilitarán los servicios necesarios

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Concejalía de Deportes, junto a la de Obras y a la Policía Local, se han puesto a trabajar para diseñar el operativo necesario para la llegada de La Vuelta Ciclista a España a la ciudad. Hay que recordar que el 8 de septiembre saldrá desde el municipio trujillano dirección Alto de Piornal, para recorrer 192 kilómetros. Ya el día antes comenzará a llegar a la localidad todo el entramado que conlleva la ronda española.

La edil delegada, Gabriela Carvajal, confirma que esa salida neutralizada de la etapa se realizará en los aledaños del recinto ferial, junto al cuartel de la Guardia Civil. Desde ese punto, el pelotón recorrerá las principales calles de la ciudad. La intención es que vaya por la avenida de Miajadas, dirección calles Encarnación y Merced, para entrar por las calles San Antonio y Sillerías hasta llegar a la plaza Mayor. A partir de ahí, esa serpiente multicolor irá dirección avenida de La Coronación para ya coger la carretera EX-208, dirección Plasencia, y poder dar la salida lanzada a los corredores.

Ante este recorrido, a partir del 6 de septiembre y hasta el 8, se pondrá en marcha un dispositivo de corte de calles y prohibición de estacionamientos en las vías por donde vayan los ciclistas, así como en plazuela de Almagro. Para ese corte de calles, se utilizarán más de 300 vallas, repartidas en distintos puntos de la ciudad, además de las de la propia organización. Carvajal apunta que estará presente tanto la Guardia Civil, como un gran número de policías nacionales, que llegan con La Vuelta. «Habrá mucha seguridad», incide la edil.

Recinto ferial

Esa gran caravana de la ronda española, con toda la infraestructura de la organización, junto con los 22 equipos, con sus camiones y vehículos, se situará en ese recinto ferial. La edil sostiene que necesitan 14.000 metros cuadrados. Para ello, se adecentará ese espacio y se darán los servicios necesarios, como puede ser el eléctrico. La idea es que, a las doce de ese 8 de septiembre, se dé el pistoletazo de salida a la etapa, de una forma neutralizada. Ya algunos empresarios le han apuntado que pondrán grandes pancartas para que las puedan ver los ciclistas.

Antes, el público podrá ver y disfrutar de los corredores participantes en el control de firmas. Carvajal sostiene que la intención, además, es que el día antes se lleven a cabo actividades lúdicas relacionadas con la bicicleta.

Junto a las medidas relacionadas con el tráfico, se acometerán trabajos de limpieza de las vías y adecentamiento, para que el recorrido esté en perfectas condiciones.