Llegada de uno de los autobuses a la Estación. / J. S. P.

Polémica por la gestión

Los viajeros se quejan del cierre de la estación de autobuses por la tarde y los fines de semana

Cuando se conceda la gestión, se valorará la posibilidad y viabilidad de ampliar el horario, según indican desde la Junta

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La espera en la estación de autobuses por la tarde o los fines de semana no es, sin duda, la deseada. Así lo piensa Rosario, que iba de un lado para otro el pasado viernes para combatir el frío, junto a las dársenas, hasta que llegó su hijo de fin de semana. Lamentaba que las instalaciones estuvieran cerradas y no se pudieran utilizar ni los servicios para cualquier emergencia.

Paco va más allá. Recuerda que el pasado sábado, 7 de enero, en plena operación retorno de las navidades, estaban cerradas las taquillas, la cafetería, la sala de espera y los servicios. «Desconozco lo que habrá costado la estación, pero para prestar estos servicios, con una marquesina de 1.500 euros en una acera, habría sido suficiente», Considerra que estas dependencias deberían estar más aprovechadas para dar una mejor prestación.

Aunque esta situación no es nueva, la polémica vuelve a estar servida. Prueba de ello es que este vecino puso esta opinión en redes sociales y generó más de 170 comentarios. «No entiendo por qué tenemos que esperar en el exterior a los autobuses. Así llevamos muchos meses. Además, si queremos comprar un billete, nos lo tienen que vender los propios conductores y si el autobús va lleno, nos quedamos en tierra», explica Rosario. Así opinan otros usuarios. Ante esta carencia, esta vecina echa de menos las antiguas dependencias.

Gestión regional

La actual estación, propiedad de la Junta, fue construida en 2015, con una inversión de algo más de 1,3 millones de euros. Fuentes regionales recuerdan que la gestión es directa.

Explican que hasta que se adjudique el procedimiento de contratación de una concesión de servicios para su gestión, «hay una persona encargada de los servicios de conserjería, portería y atención de servicios accesorios de las instalaciones». Su horario de apertura es de lunes a viernes, de 7.30 a 15.00 horas. En el procedimiento que se tramita, que se licitará próximamente, se valorará la posibilidad y viabilidad de ampliar el horario, añaden estas mismas fuentes.

Las quejas no solo se centran en la imposibilidad de utilizar las instalaciones en determinados momentos. También se insiste en la apertura permanente de las taquillas para una mejor atención al público. Así lo demandaron dos vecinos hace unos días al no poder hacer una consulta. En este caso, a una de ellas, una persona vinculada con la estación le informó que había un cartel con los horarios de los autobuses.

Otros problemas

Desde que se puso en marcha esta estación ha tenido diferentes problemas, con las correspondientes quejas vecinales. Durante los primeros meses, fue gestionada por el grupo Avanza –principal empresa que opera en esta estación– hasta que venció el acuerdo. En agosto de 2015, la Junta de Extremadura sacó a concurso su concesión. Sin embargo, quedó desierto.

Ya en 2019 hubo quejas por la falta de mantenimiento. Asimismo, un año después, la Dirección General de Transporte llevó a cabo una serie de obras con el fin de mejorar la seguridad y funcionalidad de este servicio. A finales de ese año, el alcalde, José Antonio Redondo, avanzó el posible acuerdo para que el Ayuntamiento se hiciera cargo de la gestión de estas instalaciones a partir de 2021, tras esas obras de mejora. Sin embargo, no llegó a producirse.

Ante la polémica suscitada ahora, fuentes municipales insisten en que la gestión no depende del Ayuntamiento. No obstante, aunque no haya contrato de por medio, personal municipal se encarga desde la anterior legislatura de la limpieza y mantenimiento de estas dependencias, además de sus alrededores, añaden.