Borrar
El grupo de jóvenes en la plaza de toros trujillana HOY
Un viaje de estudios de una semana une a jóvenes estadounidenses y trujillanos

Un viaje de estudios de una semana une a jóvenes estadounidenses y trujillanos

El alumnado americano ha convivido con estudiantes del colegio María de la Paz Orellana

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 22 de junio 2024, 23:09

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Han compartido momentos muy diversos dentro y fuera del aula durante una semana. Se trata del viaje de estudios que ha realizado un grupo de estudiantes de Estados Unidos a la ciudad trujillana, con el apoyo del colegio María de la Paz Orellana y de la entidad americana 'Student Service Travel'.

Una de las responsables del grupo estadounidense, Rebecca Zatz, explica que la iniciativa surge porque fue compañera de trabajo en un centro educativo del Estado de Maryland del docente José Ramón Ruiz, ya ubicado en la ciudad trujillana. De aquello hace 15 años. El verano pasado hablaron de la posibilidad de que estudiantes norteamericanos viajasen a Trujillo para conocer a otros jóvenes, así como otra cultura, además de practicar su español. Rebecca, con un perfecto castellano, explica que ya estuvo en el mes de octubre con su compañero, Benjamín Krensky, para planear esta experiencia, que se ha materializado esta semana.

El grupo americano llegó el pasado domingo y se marcha de España este sábado. Ha estado formado por 20 estudiantes entre 14 y 18 años, junto a sus dos docentes y con el apoyo de Rachel Carter. La responsable recuerda que algunos jóvenes son hispanohablantes, procedentes de Perú o Cuba, entre otros países. Otros sabían hablar muy poco español.

Tanto Ruiz como Zats han intentado que los jóvenes españoles y los americanos pasasen el máximo de tiempo juntos. Eso sí, estos últimos dormían en un hotel. Las mañanas han estado dedicadas a actividades dentro del colegio. Por las tardes, se han programado propuestas lúdicas. Entre otras, han practicado diversas modalidades deportivas, han realizado talleres, han visitado la parte antigua de la ciudad, así como el Parque de Monfragüe. También han estado aprendiendo a hacer una tortilla de patatas. En estas propuestas, los estudiantes practicaban tanto español, como inglés. Uno de los aspectos que han destacado los jóvenes es que tienen muchas cosas en común. «Aunque vivan vidas muy diferentes, tienen muchas cosas parecidas», remarca Rebeca.

José Ramón Ruiz considera que la experiencia ha sido muy positiva. «La idea es que podamos repetir el año que viene», añaden.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios