Última reunión para conseguir la protección del berrocal trujillano

Ismael Fuentes, dando a conocer el proyecto /JSP
Ismael Fuentes, dando a conocer el proyecto / JSP

Ayer, se reunieron distintos profesionales para conocer el proyecto final que se pretende presentar a la Junta de Extremadura

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El Ayuntamiento sigue dando pasos para conseguir la protección del berrocal con la figura 'Corredor ecocultural'. La decisión definitiva la tiene la Junta de Extremadura.

La última acción se llevó a cabo hace unos días. Consistió en la celebración de una reunión para dar a conocer la justificación de este proyecto, como su memoria técnica. Participaron profesionales vinculados, de un modo o de otro, al medio ambiente, como empresarios, guías, agentes y estudiosos, entre otros. Uno de los principales responsables en la elaboración del documento, Ismael Fuentes, recuerda que, con esta figura, lo que se quiere proteger son las callejas, caminos y vías pecuarias, que es la parte pública de este entorno. Engloba, en total, casi 100 kilómetros.

Detalla asimismo que en esta memoria se han diseñado cuatro rutas diferentes y una quinta que engloba a todas. En estos recorridos, se incluyen puntos de interés par los vecinos y turistas, resaltando la fauna, la flora y la arquitectura vernácula, así como otros recursos muy relacionados con el medio natural. Fuentes señala que, para hacer esta tarea, se ha tenido que emplear muchas horas tanto en trabajo de campo, como delante del ordenador para poder tabular y clasificar la multitud de datos recogidos.

Tras esta reunión, la intención es enviar el proyecto a la Dirección General de Medio Ambiente. Si da el visto bueno a la solicitud del Ayuntamiento para proteger el berrocal, deberá pasar una inspección técnica por personal regional.

La que mejor se adecua

El concejal de Medio Ambiente, David Pablos, señala que se ha buscado esta figura 'Corredor ecocultural', porque es la que mejor se adecua a los usos del entorno y a su vez se evita que se destroce el berrocal. Pablos reconoce que se lleva trabajando mucho tiempo en este proyecto. No obstante, supone un gran trabajo. Además, se han buscado subvenciones para la contratación del personal especializado para esta tarea. Ahora, confía en que la Junta dé el visto bueno a este trabajo. Matiza que este personal no solo se ha dedicado a este proyecto, sino también a otras propuestas medioambientales. Ahora, confía en que esa iniciativa llegue a buen puerto.

En otros momentos ya se han mantenido reuniones con profesionales para que diesen su punto de vistas sobre el trabajo realizado hasta el momento. Celebrada el último encuentro, la decisión estará en manos de la Junta.

 

Fotos

Vídeos