El exportero del Trujillo Jorge Cáceres realizó el saque de honor. / @TRUJILLO_CF

El Trujillo somete al líder y consolida su candidatura

JOSÉ M. BÚRDALO TRUJILLO.

En un partido de claro color local, los pupilos de Maxi Ovejero dejaron helado a un Diocesano inoperante, que hincó la rodilla tras nueve victorias seguidas. Estuvo siempre sometido el bloque cacereño por un Trujillo que, con este triunfo de postín, presenta su candidatura a ocupar los puestos cabeceros a final de temporada.

La primera parte no tuvo mucho ritmo y el Diocesano no pudo practicar el juego rápido que le caracteriza. Se movió mejor en este escenario el Trujillo, ya que la mayoría de las oportunidades llegaron a balón parado, especialidad de los hombres de Ovejero. En el minuto 32, un córner a favor de los locales fue aprovechado por Juanqui para empalar un disparo desde la frontal del área, tras un rechace de la defensa, que valió el primer tanto del choque. A pesar del tanto, los visitantes no despertaron e incluso pudieron ver aumentada su desventaja, con dos oportunidades que Joselu no logró transformar.

La segunda parte comenzó con un conato de reacción del Diocesano, que pareció echarse arriba, pero cuando mejor estaban los forasteros, llegó el segundo zarpazo celeste. Un pase largo de Antoñito, tras robar el balón en el medio campo, fue aprovechado por Joselu para anotar sobre la figura de Miguel Ángel.

Con dos goles de renta, el Trujillo se limitó a cerrar todos los espacios al equipo de Senso, ralentizar el juego y esperar su oportunidad a la contra para matar el duelo. El bloque colegial no fue capaz de encerrar a un corajudo colectivo local. Es más, Jordi, guardameta del cuadro trujillano, apenas tuvo que intervenir, lo que da a entender el gran trabajo defensivo de un Trujillo que avanza firme tras dejar atrás el mal comienzo de temporada.