Senderistas de Trujillo en marcha / CEDIDA

Trujillo en Marcha vuelve poco a poco a la normalidad con diversas propuestas

Esta tarde celebra una marcha por el berrocal que terminará con una cena

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Uno de los colectivos que paró su actividad durante los meses más duros de la pandemia fue el Club de Senderismo Trujillo en Marcha. Sin embargo, poco a poco, ha ido retomando la normalidad con la realización de diversas rutas. Aunque en 2022 el colectivo no ha tenido elaborado una programación desde principio de año, cada mes está realizando alguna salida o propuesta, a no ser que lo impida el calor.

Ejemplo de ello es la iniciativa que tendrá lugar esta tarde. Se trata de una marcha por el berrocal trujillano, que terminará con una cena de hermandad. La propuesta ha tenido una buena acogida entre los asociados. La idea es salir, sobre las 18.45 horas, desde la plaza de toros y realizar una marcha senderista por el entorno de la ciudad de unos ocho kilómetros. Será circular y de dificultad baja. Transcurrirá por el cordel y se irá por caminos que ya están despejados, apuntan fuentes de la organización. Además de caminar, también se trata de pasar un rato de convivencia. «Todo no va a ser caminar», añade uno de los responsables, Demetrio Barquilla.

El colectivo ya ha realizado en este año seis marchas senderistas. La primera fue en febrero, de Grimaldo a Galisteo. A partir de marzo, se llevó a cabo el camino de Trujillo a Guadalupe, dividido en tres etapas. La primera, el 3 de marzo, comprendía de Trujillo a Zorita. La segunda tuvo lugar el 20 de ese mes, que se partió de Zorita con destino Logrosán. Ya el 3 de abril se retomó desde este lugar para que los más de medio centenar de participantes se dirigieran a Cañamero para terminar junto al monasterio de Guadalupe. Además, en mayo se caminó de Aldeanueva del Camino a Montemayor del Río y en junio se realizó la ruta de 'Las cinco villas'. Debido al calor en julio no se ha realizado ninguna marcha y ahora se hace esta ruta con cena.

Barquilla insiste en que se pretende seguir haciendo rutas senderistas, siempre que el tiempo lo permita. La idea es que después de las fiestas patronales de Trujillo, se puedan retomar las propuestas. Más allá de estas actividades recuerda que algunos integrantes del club salen muchos fines de semanas de forma individual para hacer senderismo por distintas zonas. Una vez que realizan las marchas, a veces, la proponen para el club.