El trujillano Jesús Corbacho forma parte de la lista Forbes

Jesús Corbacho, junto a otras personas elegidas /
Jesús Corbacho, junto a otras personas elegidas

La revista especializada ha elegido a los 30 jóvenes empresarios menores de 30 años de 2018

Un trujillano ya forma parte de la lista Forbes. En este caso no se trata del listado de los más rico del mundo, sino de la lista '30 under 30', que distingue a 30 jóvenes empresarios o con talento menores de 30 años de toda España de 2018. La revista especializada incluye esas personas con potencial en convertirse en referentes de una generación en diferentes ámbitos.

Ese trujillano es Jesús Corbacho, que ha sido incluido por un proyecto que comenzó en el centro de emprendimiento iNovo de Trujillo y que ahora está ubicado en el Centro de Mínima Invasión de Cáceres. Se trata de 'Eureqa 3D', dedicada a ayudar a los cirujanos en la planificación preoperatoria de intervenciones, mediante el uso de un modelo anatómico personalizados de impresión 3D.

Según Forbes, en este listado están «emprendedores líderes, mentes brillantes que destacan como actores de la transformación del mundo». Además, son capaces de cambiar las reglas y pisar fuerte alcanzando las claves del éxito de la mano de la perseverancia.

Otros reconocimientos

Corbacho considera que esta distinción no solo valora la idea emprendedora, sino también a la trayectoria empresarial llevado a cabo. Prueba de ello es que desde que se hizo público el reconocimiento en un acto el 4 de diciembre, este trujillano ha recibido numerosas llamadas y contactos para interesarse por el proyecto.

Este galardón se suma a otros ya recibidos con la empresa ya constituida. En 2016 consiguió el premio del certamen 'Emprende inHealth'. El año pasado fue galardonado en los premios del programa de ideas emprendedoras de la Diputación de Cáceres y formó parte de 'Lázarus', la aceleradora de la Fundación Eurocaja Rural. Todo ello se une a la distinción de programa Jóvenes Emprendedores Sociales de la Universidad Europea de Madrid. Este promotor señala que estas distinciones apuntan a que algo se está haciendo bien. Matiza que arrancar una empresa es «tremendamente difícil y no está exenta de riesgo».

Ahora, uno de los retos es «conseguir que los hospitales del SES nos hagan más caso», apunta ese responsable. Su sensación es que su trabajo es más reconocido fuera de la región que dentro. «De hecho, nos resulta más sencillo cerrar contratos y pedidos con hospitales de otras regiones que con los de dentro», añade. En la actualidad, se está trabajando con hospitales de Gran Canarias, Madrid, Murcia y Barcelona. En Extremadura, se ha comenzado a trabajar con el hospital de Mérida. «Sabemos que nuestro producto interesa», añade.