Una zona de la charca de San Lázaro / J. S. P.

La sociedad de pescadores demanda, de nuevo, soluciones para la charca de San Lázaro

Ya se planteó con el Ayuntamiento hace un tiempo hacer análisis periódicos y buscar algún aporte de agua limpia

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La charca de San Lázaro, con las últimas lluvias, luce de forma especial. Sin embargo, la sociedad de pescadores Alta Extremadura sigue reivindicando una solución para este espacio y, sobre todo, para su agua.

Su presidente, Ismael Fuentes, recuerda que ya se habló hace un tiempo con el Ayuntamiento para encontrar alguna entrada de agua limpia de algún acuífero. Asimismo, se ha demandado en más de una ocasión análisis periódicos de esa agua para conocer realmente su estado. Este dirigente remarca que todavía no se ha tenido respuesta a esas peticiones.

El problema de San Lázaro, lugar de referencia tanto para pescadores, como para muchos vecinos, es que el agua se va, bien porque existe una fisura en el muro, bien por evaporación. Este inconveniente se agrava en los meses de verano. Con la escasez de agua, también se produce la eutrofización. Todo ello provoca que se muera una cantidad importante de peces, explica el presidente de la sociedad de pescadores.

Fuentes, asimismo, recuerda que ya se hizo en un momento puntual un estudio y se vio que hay concentración de ciertos elementos que «posiblemente vengan de una entrada con agua fecal o algún químico». No obstante, matiza que se necesitarían hacer más informes de este tipo para saber si es algo puntual o es constante. Considera igualmente que, aunque esta charca ahora está llena, le están entrando purines de zonas de alrededor. «Si se hiciera un análisis, seguramente se vería».

El muro

Ismael Fuentes también recuerda que ya se ha planteado la posibilidad de arreglar el muro de la charca. No obstante, reconoce que se trata de un proyecto complicado de ejecutar porque se necesita una fuerte inversión.

Este dirigente recalca que, con la situación de este recurso, es sencillo que se mueran los peces que se echen de nuevo. «Si no se toman las medidas oportunas no se pueden solucionar los problemas», incide.

Más allá de esta labor, detalla que en la asamblea celebrada recientemente se aprobó una subida de las cuotas. Asimismo, señala que las actividades del colectivo se mantendrán. Se centran, principalmente, en los tres concursos habituales. Todo ello se unirá al mantenimiento de las charcas. Este año no se pondrán nuevos árboles, ya que los que se plantaron en La Magdalena, «nos lo quitaron», añade.