Un momento de la eucaristía celebrada ayer / CEDIDA

La romería del Cristo de la Vida se celebra con una misa muy participativa

Algunos grupos de amigos mantuvieron la tradición distrutando de una jornada campestre en la zona, aunque no había nada organizado, como en ediciones anteriores

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Vecinos de Huertas de Ánimas, como cada domingo último del mes de abril, celebraron ayer su particular romería del Cristo de la Vida, con una temperatura primaveral. No obstante, la programación se redujo, un año más, a los actos religiosos, debido a la pandemia. De este modo, numerosas personas participaron en la eucaristía que se llevó a cabo al aire libre junto a la ermita que da nombre a este día. «Hay ganas de compartir», señalaba al finalizar esta eucaristía el párroco José Blanco.

Tras esta celebración, grupos de amigos y familiares continuaron con la tradicional jornada campestre, alrededor de la ermita y del museo etnográfico José Banco. Algunos estuvieron hasta mediodía compartiendo algunas viandas y otros prefirieron aprovechar la jornada y mantener la tradición, quedándose hasta ya por la tarde. Sí es cierto que hubo muchos menos grupos que en ediciones anteriores.

Blanco apuntaba ayer que se había informado que el que quisiera podía pasar el día en esta zona. No obstante, matizaba que no había ni barra de bar, ni charanga ni la tradicional puja de regalos donados, como los años anteriores a la crisis sanitaria.

Este hecho hizo que muchas personas no se juntaran en esta jornada de campo. «Al año que viene lo cogeremos con más fuerza», indicaba una participante. Por tanto, tras esta misa y compartir un rato de conversación, diferentes vecinos se fueron yendo del lugar y, a la vez, desocupando la zona de vehículos que, en un principio, estaba lleno.

Además de esta jornada, también se programó desde la parroquia el ya tradicional y simbólico 'abrazo al Cristo'. Además, el sábado, víspera de la romería, la ermita estuvo abierta por la mañana para, toda aquella persona que quisiera, pudiera visitar al Cristo de la Vida, como así pasó.