La concejala anunció la petición realizada en sesión plenaria / JSP

Reivindican de nuevo un punto de atención psicológica para víctimas de violencia de género

La concejala Marisa Fernández lo ha vuelto a solicitar a la Junta, ya que considera que es un servicio muy importante para la comarca

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Es una vieja reivindicación de la ciudad para la comarca. Se trata de la puesta en marcha de un punto de atención psicológica para mujeres víctimas de violencia de género. Ahora, la concejala de Asuntos Sociales, Marisa Fernández, ha retomado este asunto y ha vuelto a solicitar a los responsables de la Junta de Extremadura que se ponga en marcha esta prestación en la ciudad para poder atender toda la zona.

Recuerda que este servicio, en la actualidad, se presta en teoría en Miajadas, pero «actualmente está cerrado», así como en Cáceres, pero por «saturación es imposible que dé respuesta». Ante esta situación, insiste en que es una prestación importante y necesaria, puesto que hay demanda. Además, no siempre las potenciales usuarias tienen facilidad para desplazarse hasta la capital cacereña.

La edil matiza que esta reivindicación ya se hizo en la reunión con la directora general sobre la estrategia sobre violencia de género, con el fin de conocer los recursos y profesionales existentes y elaborar un plan ajustado a la realidad. Participaron diferentes profesionales de la zona, como trabajadores sociales, responsables de la Oficina de Igualdad y Violencia de Género, así como el programa de Familia y técnicas de Aspace Cáceres. En este encuentro, la responsable regional le afirmó que estudiaría esta petición, según explica a edil.

Fernández señala que, a partir de la semana que viene, que vuelve la normalidad a la ciudad trujillana tras las fiestas patronales, quiere retomar este asunto y volver a insistir en esta reivindicación, además de conocer los pasos que hay que dar para que la solicitud llegue a buen puerto. «Es muy importante para Trujillo y para toda la Mancomunidad y no lo queremos dejar».

La concejala socialista recuerda que ya la corporación municipal anterior había solicitado en más de una ocasión esta prestación, sin éxito. De hecho, estando en el equipo de Gobierno la popular Soledad Corrales, ahora en la oposición, se pidió por primera vez en noviembre de 2016, en una mesa para analizar los casos de víctimas de violencia de género. Ya, en ese momento, se dijo que Cáceres tenía una gran demanda de este servicio. Al no tener respuesta, esa petición se volvió a hacer en 2017, con el apoyo de un informe de la Oficina de Igualdad y Violencia de Género de la Mancomunidad Comarca de Trujillo. La tercera vez solicitada se hizo de forma verbal, aprovechando un evento, según señaló Corrales, en 2018.