Rafel Benjumea / HOY

Rafael Benjumea enviará un mensaje de esperanza para el futuro en su pregón de fiestas

El empresario, con vinculación familiar con Trujillo, asegura que la ciudad «ha demostrado ser un municipio que va liderando la historia»

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El pregonero de las fiestas patronales, Rafael Benjumea, ya se ha puesto manos a la obra en el diseño de esa intervención, que tendrá lugar el 1 de septiembre, en el patio de armas del castillo. Reconoce que está encantado de que el Ayuntamiento haya pensado en él para tal honor. «No sé si estaré a la altura porque no me dedico a estas cosas», señala.

Hombre de negocios, entre otros cargos de responsabilidad, es el consejero delegado de la empresa Benbros Energy, que está llevando a cabo el desarrollo de la fábrica de diamantes en Trujillo, para la estadounidense Diamond Foundry.

Benjumea, desde muy joven, ha estado ligado a las energías renovables. De hecho, en la actualidad, lidera también una entidad relacionada con soluciones de autoconsumo solar, además de otras instituciones de ámbito nacional. Hay que recordar que, en 2006, puso en marcha, junto a su hermano, Fotowatio, con la que construyó la planta solar La Magascona, que fue la más grande en ese momento, con una inversión de 190 millones de euros.

Vinculación familiar

Más allá de esa relación empresarial, Benjumea recuerda que, desde que era un niño lleva ligado al municipio, ya que sus padres compraron una casa de campo en la zona. «Nuestra vinculación inicial es familiar», recalca. A partir de ahí, conocen muy bien Trujillo, además de disfrutar de sus fiestas y su gente, «ya que tenemos buenos amigos». Además, pertenece a la Hermandad Cristo del Perdon. También es patrono fundador de la Fundación Jóvenes y Deporte, de la Junta de Extremadura.

Con este bagaje, este pregonero, en su intervención, ensalzará la historia de la ciudad trujillana, así como el esfuerzo y la innovación, aspectos vinculados al sector empresarial. Asevera que le gustaría que los asistentes a ese acto se quedasen con el mensaje de esperanza para el futuro. «Trujillo ha demostrado ser un municipio que va liderando la historia, estando por delante de otras muchas localidades y lo que debe hacer es pensar que tiene por delante un futuro muy importante», apunta.

Ante estas palabras se puede pensar en la construcción de la fábrica de diamantes. Sin embargo, Benjumea apunta que ese proyecto es uno más «y con mucha ilusión todo el mundo estamos empujando para que salga para adelante». Sin embargo, más allá de esa importante iniciativa, «que será un revulsivo», reconoce que hay otras propuestas empresariales y muchas ideas y nuevos negocios en la localidad. «Eso explica el futuro tan importante que tiene Trujillo por delante».

Este empresario considera que el pregón debe servir para hablar de sus fiestas y de su alegría y no 'de su libro', haciendo referencia a esa fábrica de diamantes. No obstante, «estaré a disposición de la gente para lo que quiera».

La fábrica de diamantes, a la espera de los permisos y de la financiación

Rafael Benjumea es una de las voces autorizadas para hablar del proyecto de la fábrica de diamantes que Diamond Foundry quiere poner en marcha en la ciudad trujillana. Asegura que esta iniciativa está avanzando bien, «según lo previsto». Reconoce que los procesos administrativos son largos y «estamos en ello». Apunta que ahora se está a la espera de que salgan adelante los permisos y la financiación, que es lo más importante. En ese sentido, reiteró una vez más que este proyecto sin financiación no es viable, haciendo referencia a esas posibles ayudas que deben llegar de las distintas administraciones. Eso sí, dejó claro que se está trabajando bien tanto con la Junta de Extremadura como con el Gobierno central, además de con el Consistorio. Uno de los últimos pasos dados fue la aprobación de una modificación de las normas subsidiarias para que este proyecto empresarial se pueda asentar en el polígono Arroyo Caballo.