Borrar
Sistema de detección de ciclistas en carretera. HOY
Un proyecto sobre seguridad vial con premios pero, por ahora, sin utilizar

Un proyecto sobre seguridad vial con premios pero, por ahora, sin utilizar

Se trata del sistema de detección de ciclistas en carrertera, que ha vuelvo a tener una distinción. Sin embargo, sigue a la espera de oportunidades

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 3 de enero 2024, 09:37

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El proyecto posee todos los ingredientes. Tiene una base social para evitar la siniestralidad. Su desarrollo con inteligencia artificial hace que tenga fiabilidad, facilitando información muy diversa. Además, ha sido testado con los resultados esperados. Todo ello se une a la obtención de reconocimientos nacionales e internacionales por su carácter innovador. A pesar de ello, sigue esperando una oportunidad para que esté en uso.

Se trata del sistema de detección de ciclistas en carretera para evitar posibles accidentes, llamado 'Active Cyclist Detection', de la empresa trujillana Insegsa Ingeniería Preventiva. Esta apuesta ha conseguido diferentes distinciones a lo largo de estos años. La primera llegó en 2019, con el galardón nacional a la innovación en Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de los premios de la Fundación CNAE.

El último reconocimiento ha sido recientemente, gracias a las mejoras realizadas mediante la inteligencia artificial y nuevos sistemas tecnológicos. Se debe a la distinción conseguida en el 'Premio Internacional a la Innovación en Carreteras Juan Antonio Fernández del Campo', convocado por La Fundación de la Asociación Española de la Carretera, al conseguir una de las mejores puntuaciones. Tal ha sido así que este proyecto trujillano de I+D+i ha sido incluido dentro de la revista técnica 'Carreteras', dedicada a estos galardones.

Su promotor, el trujillano Raúl Gómez, resalta la importancia de esa alta valoración puesto que se compite con proyectos de universidades que centran su potencial en la investigación, así como de grandes empresas con proyección internacional. No tiene dudas de que su trabajo ha sido valorado por la investigación de base que tiene y esa capacidad innovadora, que, en estos años, ha sabido mejorar su fiabilidad.

Dispositivo mejorado

Gómez recuerda que su proyecto consiste en un dispositivo compuesto por una señal vertical inteligente y balizas led. Mediante la inteligencia artificial, se detecta al ciclista y, seguidamente, se activa la señalización en el momento oportuno para avisar al resto de usuarios de la carretera que acaba de pasar el ciclista circulando. Todo ello es posible a la tecnología especializada, junto a esa inteligencia artificial desarrollada por la entidad. Estos dispositivos han sustituido a un lazo inductivo y un radar que hacían la discriminación de los usuarios en la carretera por la velocidad. «Con la inteligencia artificial la eficacia es del 100% para distinguir a un ciclista frente a otros usos de la carretera. Antes, el porcentaje era del 90%». Recuerda que el cambio de tecnología se aplicó, gracias a una ayuda de la Junta de Extremadura.

Raúl Gómez apunta que este sistema ya pasó la prueba piloto en la carretera que va de Cáceres a Casar de Cáceres. Para ello, la Diputación provincial invirtió 25.000 euros para la colocación de esta tecnología. Este promotor insiste en que se obtuvieron buenos resultados. Además, resalta que se ha demostrado que es una herramienta versátil, autónoma y robusta, puesto que aguanta bien las condiciones climatológicas adversas.

Además, gracias a esa 'inteligencia', no solo es un sistema para evitar la siniestralidad de ciclistas en carretera, sino también puede ofrecer servicios alternativos. Ejemplo de ello es dar a conocer en tiempo real el número de usuarios en carretera. «Podemos chequear, por horas, días o meses, los usuarios que pasan por la carretera de forma segmentada, como puede ser el número de bicicletas, coches o camiones, por ejemplo», explica. Este promotor no tiene dudas de que esa información puede ser muy interesante para los titulares de la calzada.

A la espera

A pesar de esa eficiencia y de los reconocimientos obtenidos a lo largo de los años, este proyecto por ahora sigue a la espera de que pueda ser utilizado. Gómez reconoce que es un dispositivo que ya está desarrollado, vigente, con altas dosis de innovación y que está disponible para cuando lo decidan los propietarios de las carreteras, bien de Extremadura, bien de cualquier parte de España. «Depende de las administraciones que lo quieran emplear». Detalla que comienzan a ver se señales inteligentes en inserciones peligrosas para otros usos. No obstante, matiza que su sistema es actual, fiable y eficaz, por tanto, cumple con las expectativas.

Gómez ha querido hacer hincapié, tanto en la revista especializada como en HOY, que su proyecto no trata de buscar el equilibrio entre distintos tipos de vehículos, sino de «crear un espacio común y de convivencia entre semejantes». Al final, opina que los beneficiarios de este proyecto son todos los usuarios de la red de carreteras.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios