Participantes de la iniciativa en el IES Francisco de Orellana / JSP

Un proyecto convierte a alumnos del IES Francisco de Orellana en profesores por un día

Esta iniciativa, puesta en marcha también por otros tres centros de Cáceres, ha obtenido el sello de buenas prácticas TIC

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El Instituto Francisco de Orellana ha llevado a cabo el proyecto 'Profesor por un día'. También se ha puesto en marcha en el colegio Gabriel y Galán y en los institutos Ágora y Norba Caesarina, todos ellos de Cáceres. Esta iniciativa no solo ha tenido la buena aceptación del alumnado, sino también el reconocimiento de la Consejería de Educación y Empleo, otorgándole el 'Sello de buenas prácticas TIC Educarex', según publicó el DOE el pasado lunes.

Su coordinadora ha sido la profesora del centro trujillano Sonia Gara Arboleya. Explica que esta propuesta multidisciplinar está basada en el aprendizaje por proyectos. De este modo, los menores han tenido que utilizar las nuevas tecnologías para llevar a cabo en clase pequeños trabajos de investigación. Después, los tenían que exponer a sus compañeros. Para ello se ha contado con la implicación de once compañeras, de las que nueve han sido del propio instituto trujillano.

Gracias a esta iniciativa el alumnado se ha convertido en protagonista activo de su propio aprendizaje. En primer lugar, se organizaban en grupos y se dividían los roles. A partir de ahí, generaron un cuestionario sobre las ideas y las expectativas previas. Seguidamente diseñaron las rúbricas o ítems que iban a evaluar y cómo lo iban a hacer. «Los propios alumnos han puesto la nota al trabajo», explica la docente. Hecha esa labor, debían buscar la información, hacer la exposición, así como la presentación digital con los programas informáticos oportunos.

Plantean otras propuestas

La coordinadora recuerda que, 'al ser profesores por un día', también han tenido que plantear actividades a sus compañeros. Junto a estas propuestas, han llevado a cabo 'Kahoot' o juegos 'on line', que han servido de aprendizaje. Esta labor se ha unido a la realización de podcast, de material para la web y de vídeos, entre otros productos.

Arboleya considera que uno de los aspectos que se ha valorado ha sido que el proyecto se ha aplicado en diversas asignaturas, tanto en Primaria, como en Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos.

Reconoce que este reconocimiento ha supuesto una gran satisfacción. En la actualidad, continúa con esta metodología, porque sabe que gusta a los menores y se avanza en el aprendizaje.