La presa de Santa Lucía / hoy

El proyecto para construir una gran balsa junto a la presa Santa Lucía continúa

Fuentes de la Junta señalan que se están dando pasos para la formación de una mancomunidad que asuma la titularidad de los recursos hídricos.

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad publicó, a principios de este año, la licitación para contratar la redacción del proyecto para incrementar los recursos del sistema de abastecimiento de la presa de Santa Lucía, de donde se abastecen nueve municipios y entre ellos, Trujillo. La idea es llevar a cabo a una gran balsa que permitirá almacenar hasta 1,2 hectómetros cúbicos añadidos, utilizando el agua que rebosa de la propia presa.

Este proyecto continúa hacia adelante. Fuentes de la Junta de Extremadura apuntan que los trabajos de consultoría para su redacción se adjudicaron por un importe de 101.199 euros. «En estos momentos, los trabajos están en ejecución y se espera recibir el proyecto constructivo dentro del primer trimestre de 2023», apuntan estas mismas fuentes.

A partir de ese momento, se iniciarán los trámites de supervisión, consultas y autorizaciones sectoriales para que se pueda hacer esta obra, que supondrá una inversión estimada de 6,2 millones de euros.

Mientras se avanza en esta iniciativa, todavía está a la espera de la creación de un gran ente supramunicipal que se haga cargo de los recursos hídricos con los que se cuentan en la zona. Y es que hay que recordar que, desde Santa Lucía, se podrían abastecer hasta 24 localidades y un total de 28 núcleos de población. Infraestructura para ello se tiene, aunque se necesitarían algunas mejoras. De hecho, en 2020 la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) habilitó las infraestructuras necesarias para que Valdefuentes pudiera acceder de forma extraordinaria y temporal a los recursos de esta presa, ante la situación de emergencia que se vivió con su embalse.

Competencia municipal

Desde la Junta se recuerda que ese ente supramunicipal es competencia de los propios ayuntamientos. No obstante, se señala que se están dando pasos para la formación de una mancomunidad que asuma la titularidad de la concesión de aguas ante la CHT y regularizar la situación.

La idea es que esa agrupación la formasen, en un principio, los ayuntamientos que se abastecen, en la actualidad, de este pantano. Una vez puesta en marcha esa gran balsa que se llevará a cabo desde la Junta y que pretende garantizar la demanda de agua y de futuras iniciativas industriales, se incorporaría el resto de municipios. «Depende de los ayuntamientos la adopción de los acuerdos necesarios para la constitución de dicha mancomunidad», se añade al respecto.

Se trata de un tema del que se ha hablado en distintas reuniones y que, por ahora, no tiene una fácil solución.