Los promotores del festival de música electrónica cumplieron con todos los requisitos

Un momento del festival /Ünder Festival
Un momento del festival / Ünder Festival

Este evento, que comenzó a las ocho de la tarde del sábado y terminó a las 8.30 horas del domingo, ha generado críticas por el ruido

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Ha sido el tema más hablado durante el fin de semana. El festival de música electrónica celebrado en el castillo, que comenzó el sábado a las ocho de la tarde y terminó el domingo a las 8.30 de la mañana, ha generado críticas por el ruido. Algunos aseguran que se escuchaba, incluso, en poblaciones cercanas. Ante este hecho, el portavoz del PSOE, Raúl Gómez, en un comunicado, recordó que el actual equipo de Gobierno se encontró con un contrato «privado y blindado por los anteriores gestores».

Su compañera, la edil Manuela Ortega, sostiene que se consultó con Espectáculos Públicos y Patrimonio para ver si este tipo de eventos era viable con un monumento como el castillo. Asimismo, se ha solicitado diferentes tipos de documentación y certificados. Los promotores han cumplido con los requisitos, añade.

Uno de los organizadores, Raúl Pacheco, apunta que se limitó el aforo de 1.980 personas y se vendieron 1.900 entradas, algo más de la mitad a personas de fuera de la región. Entiende las molestias causadas. No obstante, considera que este evento también ha generado una gran afluencia de personas, obteniendo una gran ocupación hotelera en la ciudad y el consumo en diferentes establecimientos de la localidad. «El ruido ha sido inevitable, pero también hay muchas cosas que compensan eso».

Colaboración

Pacheco, asimismo, se muestra contento por el desarrollo del festival, que transcurrió sin incidentes. Remarca que algunos de los artistas les felicitaron por esa organización y por la ubicación del festival. También resalta la colaboración de diferentes entidades, como Policía Local, Cruz Roja y Protección Civil. Agradece asimismo el apoyo municipal con la limpieza, el escenario y las vallas. El resto de gastos lo ha asumido la organización, porque no se ha recibido la ayuda prometida en la anterior legislatura. «Nuestro interés no es solo el económico», sostiene.

Este promotor insiste en que se han cumplido «a rajatabla» con todas las existencias tanto del Ayuntamiento como de la Junta. «Ha sido el evento en el que más documentación nos han exigido y entiendo que el lugar lo requiere», señala Raúl Pacheco. Añade que se ha cuidado todo tipo de detalles vinculados con la imagen del castillo y con la seguridad.

Fuentes de la Policía señalan que se quitaron más de 50 botellones de la vía pública esa noche. Reconocen que también hubo llamadas por quejas por el ruido. Asimismo, se denunció a un joven por conducir bajo los efectos del alcohol en la explanada del castillo. A pesar de estos hechos, «no ha habido incidencias significativas».

A Raúl Pacheco le gustaría que el Ünder Festival, que es como se llama este evento, se vuelva a llevar a cabo en Trujillo al año que viene, aunque reconoce que no depende de ellos. La concejala Manuela Ortega señala que, si se solicita, habrá que estudiar la propuesta. Lo que tiene claro es que no se celebraría en las mismas condiciones que las firmadas por el anterior equipo de Gobierno.