Pregoneros en el siglo XXI

Pregoneros en el siglo XXI

Poblaciones pequeñas siguen transmitiendo información por altavoces situados en los ayuntamientos / Santa Cruz de la Sierra, La Aldea del Obispo y Torrecillas de la Tiesa destacan la importancia de esos bandos

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

«Es la difusión más rápida y más efectiva». Así lo piensa la alcaldesa de la población cacereña de Santa Cruz de la Sierra (320 habitantes), Belén Corredera. No se refiere a ninguna red social, ni al teléfono móvil con cientos de aplicaciones. Tampoco habla ni de la televisión, ni de la radio ni de los medios digitales. Se refiere sencillamente a los tradicionales bandos, pregones o también conocidos ahora como 'voz pública'. A pesar de las nuevas tecnologías, no pasan de moda y siguen siendo necesarios para, al menos, una determinada población.

Es cierto que ya no va ningún alguacil por las calles con una trompetilla diciendo eso de 'Por orden del señor alcalde, se hace saber…'. Esa fórmula ya forma parte del recuerdo de muchas personas no demasiado mayores. Desde hace ya años, los mensajes se transmiten por altavoces colgados en las fachadas de los ayuntamientos y con un equipo de megafonía. Así ocurre también en la actualidad. «Se informa de todo, desde una reunión de cazadores, hasta un acto que organiza el Ayuntamiento, pasando por la instalación de un puesto de flores», explica Corredera. En alguna ocasión, también se ha informado de algún incendio cercano.

En este pequeño ayuntamiento, esos bandos lo echan desde la propia alcaldesa hasta el secretario, pasando por algún trabajador municipal. Esta primera edil asevera que, con este sistema, la difusión es muy rápida y la mejor forma de llegar a los vecinos. En este caso, esos mensajes están encabezados por: 'Atención, Atención, se pone en conocimiento de los vecinos de la localidad que…. '. Se suelen repetir dos veces y, salvo excepciones, salen en horario de mañana.

Imprescindible

La alcaldesa de La Aldea del Obispo (300 habitantes), Antonia Vaquero, al igual que Corredera, tiene claro que este sistema de comunicación es imprescindible en municipios pequeños, para informar sobre todo a la población mayor. «En los pueblos pequeños hay que echar bandos por megafonía, porque si no, hay mucha gente que no se entera. No todo el mundo tiene whatsapp o Facebook», señala.

Maximiliano Fernández Bravo, alguacil de La Aldea del Obispo
Maximiliano Fernández Bravo, alguacil de La Aldea del Obispo / HOY

En esta localidad cacereña, el encargado de los bandos es el alguacil Maximiliano Fernández Bravo. En diciembre, hará 27 años que lleva ejerciendo esta función. Reconoce que, en este tiempo, no ha cambiado la forma de echar esos pregones. Quizá, la única diferencia es que la tecnología ha mejorado.

Se comunica todo tipo de información, desde la pérdida de un bolso, hasta la realización de unos cursos

«En pueblos pequeños, hay que echar bandos por megafonía, porque si no hay mucha gente que no se entera»

Con esos años de experiencia, en muchas ocasiones, no le hace falta ni mirar un papel escrito para transmitir el mensaje. Ya está muy familiarizado con el micrófono. En algunas ocasiones, por la calle le pide algún particular que transmita al público, mediante esa megafonía, alguna información, que puede ir desde la pérdida de un bolso, hasta la instalación de un puesto de venta ambulante. En ese caso, ese bando cuesta tres euros. Los anuncios de las asociaciones son gratuitos.

«Atención, se comunica a todos los propietarios de perros que tienen que estar debidamente atados y los propietarios provistos de una bolsa para la recogida de excrementos». Este es uno de los pregones que ha dado Maximiliano en los últimos días, siguiendo las directrices de la alcaldesa. Cuando Maxi falta, en ocasiones, coge el micrófono una concejala, que aprovecha para animar la población, además de dar la información oportuna.

El viento

En este sistema, no hay problemas ni de fibra óptica, ni de 4G, ni de wifi. Sin embargo, hay otros. Uno de ellos es que se estropee algún altavoz. Otro muy común es el viento. Según sople ese día, puede llegar el mensaje mejor a una zona del pueblo que a otra. En ese caso, la solución es el boca a boca. «Cuando no lo escuchan bien, unas vecinas se lo dicen a otras», remarca Vaquero.

Juan Antonio Sánchez, con uno de los bandos de una jornada.
Juan Antonio Sánchez, con uno de los bandos de una jornada. / HOY

Estos inconvenientes no es único de La Aldea del Obispo. También suceden en otras poblaciones. Una de ellas es Torrecillas de la Tiesa (1.100 habitantes). El encargado de dar esos bandos en este municipio es Juan Antonio Sánchez. Lleva siendo la voz de esos comunicados desde hace 19 años. A diferencia de otras localidades, antes de comenzar a hablar, se pone la música de la agrupación local de los Coros y Danzas Virgen de los Remedios. Recuerda que hace unos años se comenzaba con el himno de Extremadura.

Al igual que los otros municipios, tienen cabida todo tipo de mensajes, desde comunicados municipales, hasta cortes de agua, pasando por el anuncio de cursos. La mayoría de los días hay algún mensaje que pregonar, sea del Consistorio, de alguna asociación o de algún privado. En este último caso, se cobra una pequeña cantidad. Además, en Navidad, ese equipo de sonido se aprovecha para ambientar el municipio con villancicos. Este trabajador municipal detalla que el sonido suele llegar a todo el municipio, siempre que el viento no lo impida. Apunta que sería bueno situar más altavoces en calles alejadas. Sin embargo, reconoce que sería un proyecto costoso.

Nuevas tecnologías

Municipios como La Aldea del Obispo, Santa Cruz de la Sierra y Torrecillas de la Tiesa no dejan de lado las nuevas tecnologías. El alcalde de esta última localidad, Tomás Sánchez, no descarta sumarse a la plataforma para enviar bandos para móviles. No obstante, considera que seguirá vigente la megafonía para informar a la población. Además de este sistema, también utilizan otros medios tradicionales en estos y otros municipios, como la colocación de carteles en diversos establecimientos. También se está presente, de una o de otra forma, en redes sociales. Sin embargo, se insiste en que esos bandos es la mejor herramienta para que se entere la población, sobre todo de mayor edad, aunque algunas veces se quejen de que en un determinado lugar del pueblo no se escuche.

 

Fotos

Vídeos