La Policía vigilará la circulación de los caballos por la vía pública

La Policía vigilará la circulación de los caballos por la vía pública

Bermejo señala que no siempre se cumple con la normativa vigente y se crean molestias

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Policía Local pondrá especial hincapié en vigilar que los jinetes circulen con sus caballos de forma correcta en el casco urbano. Así lo ha avanzado el oficial jefe de los agentes locales, José Antonio Bermejo, ante algunas quejas vecinales. Recuerda que el incumplimiento de las normas de circulación acarrea sanciones.

Explica que los caballos no pueden ir por cualquier sitio. De hecho, está prohibido que vayan por zonas peatonales, como pueden ser la plaza Mayor, parques e, incluso, aceras. Asimismo, siempre que tengan vía alternativa con menor tránsito de vehículos, la deben coger, como son los cordeles existentes en el municipio. En el caso de que no haya esas vías, deben ir por el lado derecho de la calzada, aproximándose cuanto sea posible a su borde derecho.

Bermejo apunta que estos caballos en ocasiones transitan por vías insuficientemente iluminadas. En ese caso, para ir de forma correcta, deben llevar una luz blanca en la parte delantera y una roja, en la trasera. Si van en grupo, esa iluminación también es imprescindible. Este responsable igualmente apunta que está prohibido dejar a los animales sin custodia. Además, remarca que los jinetes se deben encargar de la limpieza en la vía pública de los excrementos de estos animales.

Insiste en que hay que tomar medidas para evitar molestias a los vecinos por el uso no adecuado de estos animales por la vía pública.

El oficial jefe de la Policía también recuerda que se está trabajando para contar con una ordenanza para la regulación del uso en el casco urbano de vehículos de movilidad personal, como pueden ser los 'segway', monociclos, patinetes eléctricos y otros aparatos parecidos.

Patines

Con esta ordenanza, se especificará las zonas por donde podrán transitar, así como las medidas de seguridad que deben tener, además de las edades de sus conductores. «Hasta que no exista la ordenanza, es preferible que estos vehículos no circulen por la vía pública», matiza este responsable, quien detalla que la normativa lo prohibe salvo excepciones. Para ello, debe estar debidamente señalizado.

Bermejo sostiene que no se pueden mezclar estos vehículos de movilidad personal, que se utiliza para el traslado de los individuos a patinetes de juguetes propios del público infantil, que no están incluidos en esta regulación.

Asimismo, detalla que el Ayuntamiento estudia la posibilidad de conceder una autorización especial para que los 'segways' circulen en determinadas zonas, como actividad turística. Hay que recordar que una empresa alquila el uso de estos aparatos.