Una de las aceras que se están arreglando en la barriada / JSP

Polémica por las obras de ensanche del acerado en la barriada de 'Las 70 viviendas'

Vecinos muestran su malestar y piden que no se amplien las aceras y el concejal defiende que se está adecentando la zona y se mejorará la accesibilidad

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La polémica está servida. Mientras el Ayuntamiento está realizando mejoras en la barriada junto al campo de fútbol, conocida por Las 70 viviendas, un grupo de vecinos se ha unido para mostrar su malestar por la ampliación que se está llevando a cabo en los acerados de esta zona.

Ese descontento les llevó a registrar el 29 de julio un documento firmado por 28 residentes, solicitando la paralización de las obras, hasta que se subsane el conflicto. «Somos 28, porque se hizo en un día, pero hemos podido ser muchos más», señalan fuentes vecinales.

En este documento, se muestra el «total desacuerdo» con estas obras y, concretamente, con el ensanche de esas aceras, que pasarán a 1,30 metros. En la actualidad, rondan el metro. Esta medida, según el escrito, perjudica los estacionamientos frente a los domicilios, ya que la calzada no permite que las aceras tengan un ancho superior a ese metro. Se recuerda que siempre ha habido estacionamientos a ambos lados de la vía, con un carril central para que pasen los vehículos. Se insiste, además, que con la nueva medida se causa un daño o perjuicio a los vecinos.

En este escrito, también se hace mención al comunicado que ha llegado a diferentes inquilinos previamente a la obra. En él se detalla que se iba a proceder a la sustitución completa de los acerados. «En ningún caso se dice que se vaya a aumentar la anchura». Por tanto, se considera que se ha ocultado la verdadera intención de lo que se pretendía hacer.

Normativa

En la queja vecinal enviada al Consistorio, se indica que el decreto de la Junta de Extremadura de accesibilidad, en ningún caso se establece que el ancho mínimo de acerado debe ser de 1,30 metros, sino de 0,90 metros. Igualmente, como esta barriada está junto al campo de fútbol, esta medida no solo afectará a los inquilinos, sino también los aficionados al fútbol en los días de partido, ya que se reducirán los aparcamientos en la zona a la mitad.

Por todo ello, se pide la paralización de las obras para resolver la polémica y se acuerde la sustitución de los acerados con la anchura inicial, «pero en ningún caso a su ensanchamiento».

Mejora

Ante este comunicado, el concejal de Servicios, Javier Salor, explica que la intención en todo momento es mejorar esta barriada. Por ello, se están haciendo diferentes actuaciones, que se consideran necesarias. Explica que la ampliación de los acerados viene motivada para mejorar la accesibilidad de personas con movilidad reducida o cochecitos. Además, señala que esta zona cuenta con otros lugares de aparcamiento al lado de las viviendas.

No obstante, ante este escrito, valorará la posibilidad de reunirse con los vecinos para explicarles las actuaciones que se están llevando a cabo.