El alcalde, junto con los cuatro empleados ya jubilados, en la sesión plenaria / J. S. P.

Aprobación

El Pleno reconoce la labor de cuatro exempleados municipales

En esta sesión se dio el visto bueno a la adjudicación de la residencia de mayores de Huertas de Ánimas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Rara vez se escuchan aplausos en una sesión plenaria. La de ayer fue una de esas excepciones. Se debió al sencillo homenaje ofrecido a los cuatro trabajadores municipales recién jubilados por su labor. Ese reconocimiento se escenificó con la entrega de una placa por parte del alcalde.

Estos ya exempleados, que llevaban muchos años trabajando en el Consistorio, son Tomás Maldonado, quien fuera portero del pabellón polideportivo de Huertas de Ánimas, y José Manuel Andrade, antiguo enterrador, así como Emilio Curiel, técnico en las delegaciones de Obras e Industria, además de Isabel Cruz, del área de limpieza.

Antes de estos reconocimientos con sus consiguientes aplausos, este pleno extraordinario, que duró algo menos de 20 minutos, transcurrió con normalidad y casi sin debate político.

Como ya estaba previsto, se dio el visto bueno a la propuesta de la mesa de contratación para la adjudicación de la construcción de la residencia de mayores de Huertas de Ánimas. De las seis empresas presentadas a este concurso, se ha decidido que sea la adjudicataria la entidad Inexcon Obras y Servicios, que ha ofertado un importe de 1.356.911 euros (IVA incluido). Ha sido la que mejor puntuación ha obtenido. El presupuesto base de licitación era de 1.556.000 euros. Contó con la aprobación del PSOE y la abstención del PP.

Ahora, el futuro acuerdo se debe formalizar con la firma del contrato para que puedan comenzar las anheladas obras. La empresa constructora tendrá un plazo de 18 meses para la ejecución del proyecto.

Asociación

Este pleno extraordinario también sirvió para dar el visto bueno a la asociación y a los estatutos de la nueva agrupación de la red provincial de los centros Circular FAB. Tuvo el sí del PSOE y la abstención de los populares.

La intención es que este colectivo que se ponga en marcha sea autónomo para trabajar en este tipo de centros, bajo la supervisión, en este caso, del Consistorio, según fuentes municipales. Entre otros fines, se pretende fomentar la innovación, la imaginación, la creatividad, el emprendimiento y la transformación digital, así como la cultura 'maker', la educación 4.0, la economía social y la economía verde y circular, entre otros.

La portavoz del PP, Inés Rubio, defendió la abstención ya que considera que no están claras las aportaciones económicas que tendrá que hacer el Ayuntamiento a este nuevo colectivo. La edil delegada, Manuela Ortega, matizó que los asociados serán los que tendrán que asumir los gastos, si los hubiera, de la nueva formación, no el Consistorio.