El Pleno despacha en media hora diversos asuntos económicos

El Pleno despacha en media hora diversos asuntos económicos

La sesión contó con quince puntos en el orden del día y algunos asuntos de urgencia

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Corporación municipal celebró el pasado martes uno de los plenos más cortos de le legislatura en relación a la cantidad de puntos que recogía el orden del día. En algo más de media hora, trató los quince asuntos previstos, más algunos de urgencia. Esa inesperada rapidez cogió por sorpresa a integrantes de sindicatos que tenían pensado acudir a la sesión.

El Pleno se centró, sobre todo, en temas económicos, con la crítica de la oposición. También se trataron convenios con diferentes entidades. Uno de esos puntos fue el visto bueno de un crédito extraordinario por un importe de 160.0000 euros, ya que el presupuesto está prorrogado. Este hecho hace que la partida de Obras haya quedado vacía, según fuentes municipales.

Con este movimiento, el Ayuntamiento podrá financiar diferentes actuaciones, como pueden ser el arreglo del vaso de la piscina municipal de Trujillo y el adecentamiento del parque de Belén y de la zona de juego de la avenida Reina María Cristina, así como las pistas de pádel que se quieren instalar en el campo de tierra aledaño al campo de fútbol Julián García de Guadiana.

Asimismo, se dio el visto bueno a un reconocimiento extrajudicial de crédito para que facturas de final de año «no queden en el cajón y se puedan incorporar al presupuesto de 2019», según explicó el alcalde, Alberto Casero. También tuvo que dar cuentas de notas de reparo de facturas.

Casero, en sus rápidas intervenciones, insistió en que el equipo de Gobierno no dejará ninguna factura no reconocida para que nadie se encuentre ninguna sorpresa. Avanzó asimismo, que en el mes de abril se convocará un pleno para aprobar el presupuesto de 2019 y aseguró que quedará dinero suficiente para el próximo equipo de Gobierno.

Arreglar desaguisados

Ante estos asuntos económicos, el portavoz del PSOE, Fernando Acero, apuntó que, después de ocho años en el Gobierno, los populares siguen sin hacer bien las cosas. Consideró que los plenos han servido para «arreglar los desaguisados» del diario, con levantamiento de reparos, reconocimientos extrajudiciales de crédito y medicaciones presupuestarias. Insistió, asimismo, en que solo ha habido gasto sin control.

Acero reprochó al PP que haya faltado «coraje», para aprobar un nuevo presupuesto para este año, que debería atender las necesidades de los ciudadanos de manera ordenada. Por ello, apuntó que su grupo está dispuesto a trabajar para sacar un presupuesto adelante.

Joaquín Paredes opinó de forma parecida al portavoz socialista. Indicó que esos movimientos van a provocar que el presupuesto de 2019 vaya a nacer «más que encorsetado y casi gastado».

Esta sesión plenaria también sirvió para aprobar convenios con la Junta de Cofradías y Hermandades Penitenciales de Trujillo, así como con la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Cáceres (FEAFES), ambos con 6.000 euros. También se aprobó el acuerdo con la Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas, además del convenio que se tiene desde hace años con Cáritas.