Inauguración de la estatua de Peneque el Valiente / JSP

Peneque el Valiente ya luce en el paseo Ruiz de Mendoza

La estatua fue donada hace 13 años por la compañía y se situó en la ludoteca de la biblioteca municipal

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La imagen fue donada en 2009, cuando la compañía cumplió sus 50 años. Desde ese momento, se situó en la ludoteca de la biblioteca municipal. Tras este tiempo, se ha decidido que luzca en el paseo Ruiz de Mendoza, lugar habitual de juegos del público infantil.

Se trata de una pequeña estatua de Peneque el Valiente, personaje estrella de las marionetas de Miguel Pino que cada año hacen disfrutar a los más pequeños, con motivo de las fiestas patronales. El acto de inauguración de esta imagen tuvo lugar esta mañana, con la presencia de los responsables de la compañía, así como integrantes del equipo de Gobierno y decenas de menores, junto a sus familiares.

La concejala Manuela Ortega recuerda que ella recibió en ese año 2009 esta estatua, como concejala de Cultura. Explica que, después de 13 años y una vez que han vuelto al equipo de Gobierno, se ha decidido «rescatar la figura y ponerla en un espacio público para que los niños la disfruten todo el año». Asegura que siempre lo había tenido en mente y ahora, tras la covid y la vuelta a la normalidad, se ha considerado un buen momento para llevarlo a cabo. En total son 16 estatuas de Peneque repartidas por diferentes ciudades. Ortega resalta también el trabajo que se ha hecho en el Circular FAB para poner el nombre en la placa. Ahora confía en que se respete este nuevo elemento.

Agradecimiento

Uno de los representantes de la compañía, Antonio Pino, agradece tanto al actual equipo de Gobierno por la instalación de esta estatua, como al resto de corporaciones municipales que han confiado en ellos, año tras años, para participar con su espectáculo de títeres en las fiestas patronales. «Ya somos parte de la familia, tenemos amigos y no perdemos el contacto». Reconoce que supone una gran alegría ver ahora a Peneque el Valiente en el Paseo Ruiz de Mendoza.

Esta inauguración de la estatua llegó tras tres días de marionetas y de un nuevo éxito de público. «Tras el parón de dos años, nos sentimos con una gran responsabilidad porque muchos niños han visto por primera vez teatro, en este caso, las aventuras de Peneque». Considera que esa respuesta del público infantil es el mejor aval para estar en la plaza Mayor. De hecho, ya llevan alrededor de 50 años participando en las fiestas trujillanas. Además, opina que se consigue, al menos, durante 50 minutos, que se deje a un lado los móviles y se encienda la imaginación.

Pino avanza que, al año que viene, con motivo de los cien años del creador de la compañía, Miguel Pino, se llevarán a cabo espectáculos especiales y distintas novedades.