Paredes apuesta por revitalizar la izquierda de Trujillo

Joaquín Paredes, portavoz de IU en Trjillo /JS
Joaquín Paredes, portavoz de IU en Trjillo / JS

«Yo siempre me he vinculado con Gaspar Llamazares y no cierro ninguna puerta», añade

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Izquierda Unida de Trujillo sigue siendo todavía una incógnita para las próximas elecciones municipales. Sus líderes, Joaquín Paredes y Belén de Miguel, ya han confirmado que no se presentarán como alcaldables de la coalición y por ahora, no hay nadie que de forma pública al menos haya dado ese paso adelante para liderar la agrupación.

Ante este hecho, Paredes apuesta por la necesidad de revitalizar la izquierda de Trujillo, ya que considera que han pasado años difíciles. Reconoce que desde IU se han realizado asambleas con poca asistencia de personas y mucho trabajo que hacer. No obstante, sigue pensando que «sería interesante que De Miguel liderada este proyecto».

Si no surge ninguna persona, invita a que haya un movimiento ciudadano, «bien con las siglas de IU bien con otras siglas». Paredes reconoce que el proyecto de Izquierda Unida a nivel nacional «está haciendo aguas», por lo que considera que es momento de reflexionar sobre una nueva alternativa a seguir. En este sentido, tiene claro que Actúa, que tiene como unos de los políticos visibles a Gaspar Llamazares, es un referente. «Yo siempre me he vinculado con Gaspar Llamazares y no cierro ninguna puerta», añade.

Legislatura

Joaquín Paredes también habla de esta legislatura. Cree que se ha podido trabajar y hacer cosas, a pesar de la mayoría aplastante del Partido Popular. Durante este tiempo, ha echado de menos decisiones valientes, como remunicipalizar servicios. Uno de ellos ha podido ser el de la recogida de la basura y limpieza viaria. «Ahora, es caro y de poca calidad», sostiene. Ante este ejemplo y otros, el líder de la coalición incide en que el Gobierno de Casero no cree en lo público.

También considera que el Ayuntamiento ha fallado en la comunicación con los vecinos y que ha habido opacidad en ciertas contrataciones. Otra de las cuestiones que ha echado de menos ha sido una mayor participación ciudadana.

Paredes incide, además, en que la gestión económica del Ayuntamiento ha sido mala, «con un gasto desmesurado». No obstante, con la entrada de la figura del interventor, está habiendo un mayor control. Justifica que uno de los problemas del equipo de gobierno es que existe malestar entre algunos de sus miembros, así como falta de coordinación. Añade que echar la culpa a otros, a su coalición ya no le sirve.