El oficial jefe de la Policía y los jinetes llegan a acuerdos para circular por la población

El oficial jefe de la Policía con los asistentes a la reunión /JSP
El oficial jefe de la Policía con los asistentes a la reunión / JSP

Surgió la idea de crear un evento el 10 de octubre, con la llegada de cientos de caballistas camino en su paregrinación a Guadalupe

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

En un ambiente cordial, con acuerdos concretos. Así se desarrolló la reunión que mantuvo el pasado martes el oficial jefe de la Policía Local, José Antonio Bermejo, con aficionados del mundo del caballo. El objetivo fue aclarar cuestiones relacionadas con el tránsito de jinetes en el casco urbano, según la normativa vigente. También participaron responsables del Honrado Concejo de Guadalupe, así como el concejal Enrique Borrega.

Bermejo recordó que siempre que se pueda, se debe circular por cordeles o vías alternativas y si no, hay que ir por la calzada por el margen derecho. Insistió en que no se debe invadir ni aceras ni zonas peatonales. Matizó que para entrar en la plaza Mayor cuando está cortada al tráfico, hay que solicitar permiso.

También se remarcó la forma de circular por la noche en la población en vías que no están suficientemente iluminadas. En este caso, se acordó llevar, al menos, una luz roja en la parte trasera del animal o espalda del jinete y un chaleco reflectante.

Bermejo también apuntó que los jinetes tienen la obligación de limpiar los excrementos de sus animales. Asimismo, se apuntó que si en circunstancias especiales por el paso de vehículos no se pudieran retirar, se pondrá en conocimiento de la Policía Local. Después, se deberán recoger esas heces.

Uno de los promotores del encuentro fue Álvaro Murillo, representante del grupo 'Trujillo a caballo'. Reconoce que la reunión fue positiva. Apunta que se ha mostrado una cercanía entre Policía Local y jinetes. «Lo que nos piden es lo que hacemos, pero había que matizar cómo y de qué manera», explica. Murillo reconoce que había surgido cierto malestar por una información de días anteriores sobre la aplicación de la norma, porque «parecía que había un ataque al caballo». Ya está aclarado.

Camino a Guadalupe

Uno de los participantes fue el adelantado del Honrado Concejo de Guadalupe, Jaime Ruiz Peña. Desde esta entidad, se valoró de forma «muy positiva la reunión». Peña afirmó que Trujillo se debe considerar una ciudad amiga del caballo. En este sentido, propuso que el 10 de octubre, que es el día que entran cientos de caballistas a Trujillo camino de su peregrinación a Guadalupe, se cree un acto de homenaje al caballo, con una ofrenda floral. De hecho, Bermejo se ofreció para que a una hora determinada, todos esos participantes se reúnan en los aledaños de la plaza de toros y, escoltados por los agentes, suban juntos a la plaza para realizar ese acto.

Este representante reivindica ese camino histórico de Trujillo a Guadalupe. Por ello, considera que la ciudad es el epicentro de esa peregrinación a caballo.