Las obras en Clodoaldo Naranjo, ayer / JSP

Las obras en la zona centro, iniciadas en mayo, acumulan retraso

El concejal delegado, Raúl Gómez y técnicos de Diputación se reunirán mañana para ultimar detalles del proyecto

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Las obras en las calles Margarita de Iturralde y Clodoaldo Naranjo, en la zona centro de la ciudad, comenzaron a principios de mayo. Pasados ya cinco meses, los trabajos continúan en estas vías, que son arterias principales de acceso a la plaza Mayor y a la parte antigua. Estas actuaciones están incluidas en el plan Activa 2017-2018 de la Diputación de Cáceres y consisten, principalmente, en cambios en las redes de abastecimiento y saneamiento. También estaba previsto incluir canalizaciones para otros servicios que fueran necesarios, como la fibra óptica, junto a la mejora del firme.

El concejal delegado, Raúl Gómez, reconoce que este proyecto va con retraso, aunque prefiere ya no avanzar ninguna fecha de finalización, puesto que las últimas dadas no se han cumplido. Matiza que no es una obra que dependa del Ayuntamiento, sino de Diputación.

Ante esta circunstancia, ya ha mantenido conversaciones con personal de la Institución provincial para intentar acelerar esos trabajos y acortar plazos, según detalló en la última sesión plenaria ordinaria. Sin embargo, debido a la tipología de la obra, era complicado satisfacer esta petición, afirmó el edil delegado. Por todo ello, pide paciencia y confía en que finalicen las intervenciones lo antes posible. Además, sostiene que desde la entidad provincial se conoce la importancia que tienen las arterias afectadas para el municipio.

La última fase será la colocación del adoquinado, una vez que ya está realizado prácticamente todo el acerado. Para ese firme, se situará un encintado en medio de la vía. Gómez remarca que, acabado ese adoquinado, habrá que dejar 30 días de curación del hormigón para que quede totalmente consolidado y no surjan problemas posteriores como pasó en alguna otra vía. Ya, ese tiempo se dejó también en las obras de la calle Herreros y plazuela de San Francisco, que forman parte de este mismo plan Activa. Todo ello supondrá que estas vías deberán estar cerradas al tráfico más tiempo.

Reunión

Mientras van avanzando poco a poco estas actuaciones, Gómez mantendrá una reunión con técnicos de la Diputación cacereña mañana. Las conversaciones se centrarán en ultimar detalles de esta obra, como puede ser la delimitación de una pequeña zona de estacionamientos al principio de la calle Clodoaldo Naranjo o la posibilidad o no de situar bolardos para delimitar la zona de peatones de la calzada o los propios aparcamientos.

Recuerda que las acciones en este aspecto deben tender a mejorar la accesibilidad, así como el mantenimiento de la vía. Raúl Gómez ya comentó que, siempre que se pudiera, la idea era apostar por hacer plataforma única, es decir, que el acerado y la calzada estén en el mismo nivel.