Una de las estancias remodeladas / JSP

Las obras de reforma del centro de menores Francisco Pizarro están ejecutadas al 40%

Estas instalaciones, que tienen 55 plazas, continúan con su vida diaria, sin que se vean afectadas las actividades

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Uno de los grandes proyectos que está llevando a cabo la Junta de Extremadura en la ciudad es la adecuación y modernización del Centro de Acogida de Menores Francisco Pizarro, con una inversión de 2.701.000 euros. Tras los trámites protocolarios, estas actuaciones comenzaron en septiembre del año pasado, realizadas por Ferrovial, que es la empresa adjudicataria. La dirección facultativa corre a cargo de Rosario Carretero y Alberto Porras, que también es el arquitecto del proyecto. El plazo de ejecución de esta obra es de 24 meses. Por tanto, debería estar terminada en septiembre de 2023.

Fuentes regionales apuntan que, el mes pasado, ya estaba ejecutado el 40 por ciento del proyecto. Hay que recordar que este centro está dividido en diez hogares y seis de ellos ya han sido remodelados. Esos trabajos han consistido en la «demolición de baños, solados, carpinterías e instalaciones, así como las obras de rehabilitación con la colocación de carpintería de PVC nueva, así como de madera y baños adaptados», sin olvidar el mobiliario.

Estas mismas fuentes avanzan que, de forma paralela, se han llevado a cabo obras en el gimnasio con la colocación de equipos de bomba de calor para el agua e iluminación led. También se han ejecutado ya actuaciones en el edificio de las escuelas, granja, vivienda del director y salón de actos. Igualmente, se han iniciado las obras en la piscina para su adaptación a personas con discapacidad y en el parque infantil, con la incorporación de aparatos de calistenia, para poder hacer diferentes ejercicios.

Uno de los aspectos novedosos de esta obra es la colocación de placas solares fotovoltaicas en las cubiertas, con el fin de reducir el consumo eléctrico y, de este modo, la factura de luz. De hecho, ya hay algunas zonas con esas infraestructuras. También se contempla «la mejora de la envolvente con la sustitución de carpintería de PVC». Otro aspecto importante, según se indica desde la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, es que estas medidas están combinadas con un sistema de aerotermia por el suelo radiante que genera frío o calor, según la época del año.

A pesar de la reforma, el centro, que tiene 55 plazas, continúa con su vida diaria, sin que se vean afectadas las actividades, se indica desde la Consejería. A esa convivencia ayuda que el centro esté a la mitad de su capacidad.