El Cristo Amarrado a la Columna, ya restaurado. / hoy

Las obras de las parroquias cedidas a Las Edades del Hombre regresan con mejoras

Ya están situadas cada una en su lugar de origen

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La ciudad trujillana estuvo bien representada en la exposición Las Edades del Hombre, celebrada el año pasado en Plasencia, bajo el título de 'Transitus'. Finalizó en diciembre, con una gran aceptación de público.

De las 180 obras que se pudieron ver, cinco de ellas pertenecen a las iglesias trujillanas y una al Ayuntamiento. Tras el éxito obtenido, el párroco trujillano, Juan Carlos Milla, confirma que esas cinco piezas ya están situadas en sus lugares de origen, respetando el acuerdo que se firmó llamado 'De clavo a clavo', con el correspondiente seguro. La entrega se hizo el 5 de enero.

Se tratan de La Crucifixión del maestro Palanquinos, de finales del siglo XV, ubicada en la iglesia de Santa María, así como San Jerónimo Penitente, del siglo XVII y una cruz procesional, del siglo XIV, ambas situadas en el templo de San Martín. Además, se cedió un Ecce Homo, del siglo XVII, custodiado por las religiosas dominicas del convento de San Miguel. Estos préstamos se han completado con la imagen del Cristo Amarrado a La Columna, que se puede ver en San Francisco.

El párroco destaca que, además de respetar el acuerdo, algunas de las imágenes se han restaurado, para que ahora luzcan en todo su esplendor. Ejemplo de ello es ese Amarrado a la Columna, que no estaba en las mejores condiciones. «Se ha consolidado y preparado». Considera que, al final, todas las partes han salido ganando. «Creo que se ha hecho un buen servicio a la Diócesis y a la Fundación de Las Edades del Hombre, con el préstamo de esas piezas de gran valor». No obstante, gracias a esta muestra, han visto estas obras miles de personas y se han restaurado, añade.