Bendicion del belén en la plaza Mayor / J. S. P.

El obispo de Plasencia visita por primera vez la ciudad trujillana, con una apretada agenda

Inauguró y bendijo el belén montado por la Hermandad Virgen de la Victoria de Trujillo, en la plaza Mayor

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El nuevo obispo de Plasencia, Ernesto Brotóns, realizó ayer su primera visita oficial a la ciudad trujillana, con una apretada agenda. De este modo, se reunió con diferentes comunidades religiosas. Asimismo, en la sede de Cáritas, tuvo la oportunidad de tener un encuentro, de unos minutos, con integrantes de la corporación municipal, así como con representantes de diferentes colectivos religiosos.

El prelado placentino, además, presidió la eucaristía de las doce, en una abarrotada iglesia de San Francisco. Participaron niños y niñas de catequesis de Primera Comunión, así como jóvenes que se preparan para la Confirmación. Brotóns instó a preparar «el camino para el Señor», ahora en Navidad. Además, invitó a que «miremos a ver qué obstáculos separa de Dios y de los demás».

Uno de los momentos esperados fue la inauguración y bendición del belén que ha montado, como cada año, la Hermandad Virgen de la Victoria en la plaza Mayor y que también contó con numerosas personas. Además, esta bendición del obispo placentino, acompañado por el párroco Juan Carlos Milla, estuvo amenizado por la Banda de Música de Trujillo Antonio Flores, que, por fin, retoma sus actuaciones tras la pandemia. La formación musical también participó en la eucaristía. El prelado placentino igualmente, bendijo el belén de la junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer, que tiene su tienda solidaria en la plaza, además del nacimiento de la familia Blázquez Muñoz.

Brotóns reconoce que su intención es volver a Trujillo más despacio, al igual que está haciendo con los diferentes municipios de la diócesis. «Voy poco a poco conociendo diferentes realidades, aunque me queda mucho». Apunta que lo primero que tiene que hacer es escuchar mucho y «empaparme de todo el sentir de esta tierra, de su gozo y de sus esperanzas, así como también de sus dificultades y sus problemas para poder servir más y mejor», añadió.