El nuevo jefe de la Policía trabaja en la puesta en marcha de un plan de circulación para la parte antigua

José Antonio Bermejo en la Jefatura de Policía /JSP
José Antonio Bermejo en la Jefatura de Policía / JSP

José Antonio Bermejo pretende modificar zonas de estacionamiento y aumentar los controles de alcohol y drogas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Su intención es continuar con el trabajo del quien hasta ahora había sido el máximo responsable de la agrupación, José Luis Bermejo, aunque pretende dar su toque personal. Así se muestra el nuevo responsable de la Policía Local de Trujillo, el Oficial José Antonio Bermejo. Con ese principio, tiene intención de ir introduciendo determinadas novedades e ir tomando algunas medidas.

Uno de esos cambios planteados está relacionado con la circulación, bien convirtiendo determinadas vías en sentido único, bien aportando nuevas señalización. Destaca que también se ha querido quitar barreras para favorecer la movilidad de las personas. Ejemplo de ello son los postes que había en la calle San Antonio.

Bermejo también quiere aplicar un nuevo plan de circulación a la parte antigua, ya planteado hace unos meses. Con esa idea recuerda que se reunió hace unos días con los vecinos de esta parte de la ciudad. Señala que la pretensión es que al casco histórico se acceda siempre por la calle Ballesteros y que las calles principales en esta zona sean siempre de única dirección hacia el arco de San Andrés. A esta alternativa, los vecinos han propuesto que una vez en San Andrés, se pueda tirar también por Las Amenas. De este modo, los vecinos no tendrían que dar toda la vuelta para volver de nuevo a la zona monumental. Este nuevo responsable no ve con malos ojos este planteamiento vecinal.

Dentro de este plan, se pretende hacer un estudio para determinar cuatro o cinco zonas de aparcamiento autorizado para residentes y otros lugares para personas que no sean residentes.

Plaza Mayor

José Antonio Bermejo también insiste en tomar medidas en la plaza Mayor para evitar el desorden de estacionamientos. Reitera que la mejor medida sería poner zona azul, de ocho de la mañana a ocho de la tarde, de lunes a viernes. Estaría situada en el espacio que ocupan las terrazas, donde está ahora el lugar acotado de aparcamiento.

El Oficial de la Policía Local igualmente plantea otras alternativas. Una de ellas es hacer controles de forma asidua tanto de alcoholemia, como de drogas, en colaboración con los agentes de Tráfico. «Una vez pasen estos días, se estudiará hacer controles de dos a tres veces a la semana, además de los que mande la Dirección General de Tráfico». Igualmente apunta que pretenden realizar controles de seguridad ciudadana, con los compañeros de Guardia Civil. Resalta, además, la necesidad de atajar el problema de los teléfonos móviles en la conducción. Por ello, asegura que habrá vigilancia especial para intentar evitar esta situación, que supone un peligro.

Educación vial

Otra de las ideas que tiene este responsable es retomar la educación vial a menores en los colegios de forma periódica y continua. Asimismo, también quiere plantear charlas para adolescentes no solo sobre cuestiones de tráfico, sino también sobre otros temas de interés. Todo ello se uniría a encuentros con padres, a través de las asociaciones de padres y madres de esos centros. «No solo se trata de explicar lo que hacemos nosotros, sino que nos digan que podemos hacer la Policía para mejorar la sociedad», apostilla.

En la actualidad, la Policía cuenta con 13 agentes, además de su responsable. Bermejo reconoce que se cuenta con un grupo, mucho de ellos jóvenes, ilusionados, con ganas de trabajar. No obstante, manifiesta que se necesitarían, al menos, otras tres personas para cubrir todos los servicios y las posibles bajas que se puedan producir. Confía en que para este nuevo año, se saquen las plazas necesarias para cubrir las necesidades.

 

Fotos

Vídeos