El novillero José Rojo / CEDIDA

El novillero José Rojo volverá a torear en Las Ventas esta noche

Confía en que el público «disfrute de un torero serio, que sepa estar, diferente y con garra».

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El novillero trujillano, José Rojo, sufrió el 3 de abril una peligrosa cogida en su estreno en la plaza madrileña de Las Ventas, cuando entraba a matar su segundo toro y tras realizar una buena faena. Todo quedó en un susto. Hoy, este joven vuelve a tener una oportunidad en lo que para él es la plaza más importante del mundo. La novillada tendrá lugar a las nueve de la noche y compartirá cartel con Diego Peseiro y Francisco Montero, con animales de la ganadería de Saltillo. El trujillano toreará el tercer y sexto novillo de la noche.

Rojo se muestra contento y satisfecho de estar, de nuevo, en Madrid. Cree que ha entrado en este cartel por méritos propios. Asimismo, considera que es una gran responsabilidad. Aunque la aspiración es siempre salir a hombros por la puerta grande, «hay también más metas». Confía en que el público vea un torero que guste, «que esté mejor que la última vez, que disfrute de un torero serio, que sepa estar, diferente y con garra». A partir de ahí, confía en aprovechar las oportunidades que le den los novillos.

Rojo explica que lleva la misma preparación que la última vez que toreó en Madrid en el mes de abril. «Estamos siempre preparados para ir a cualquier sitio, tanto a Santa Amalia, que toreo el 10 de junio, como a Las Ventas». Apunta que, en la forma en la que siempre se enfrenta al novillo, le puede volver a ocurrir el tener que ser atendido en la enfermería. «Uno no lo piensa, pero también se sabe que puede pasar». Insiste en que siempre lo da todo delante del animal.

Al novillero trujillano le gusta la ganadería que va a estar presente en este festejo, porque «es la que tengo y los novillos que me toquen, seguro que van a ser los mejores del mundo». Aunque tiene algunos planteamientos iniciales para la faena, ya que conoce la ganadería y su encaste, matiza que hay que irse adaptando a lo que pida el animal.

Sabe que el público de Madrid le está esperando. No obstante, confía en ver a muchos conocidos tanto de Trujillo, como de pueblos de alrededores, porque es «algo muy especial». A partir de ahí, espera triunfar. «Si triunfo ahora, mejor que mañana». Aun triunfando, recuerda que está rodeado de personas muy afín, que siempre le dicen donde debe mejorar. «Eso siempre es importante porque este mundo es una continua evolución», sentencia.