La necrópolis de Santa Clara quedará tapada con el empedrado de la calle

Los trabajos que se están realizando en la vía /JSP
Los trabajos que se están realizando en la vía / JSP

Está previsto que estas obras, que han sufrido varios retrasos, terminen a mediados de mes

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Las obras de las calles Santa Clara y Santa Beatriz de Silva, que comenzaron en 2015, han sufrido diferentes procesos y varios retrasos. Ahora, parece que llega a su fin, con la colocación del empedrado en un último tramo que estaba descubierto. Si las previsiones no fallan, a mediados de mes, esta intervención, financiada por la Diputación de Cáceres, estará terminada.

El principal escollo llegó con el hallazgo de restos óseos. Tras diferentes trámites y la espera durante meses, a principios de 2019, se reanudó la intervención con las mejoras de las canalizaciones y del firme, junto a un estudio arqueológico de la zona. Gracias a esta investigación, se encontró una necrópolis alrededor de la antigua ápside de la iglesia de San Clemente, reconvertida en lo que es hoy el Parador de Turismo. Según señaló en su momento el arqueólogo de este estudio, Pedro Matesanz, podría haber unas 40 tumbas que se situarían entre los siglos XIII y principios del siglo XIV. Para este experto, es la necrópolis más importante descubierta en Extremadura en un contexto urbano. No obstante, estas excavaciones se pararon por falta de financiación.

Ante este hecho, ha habido que esperar unos meses para reanudar de nuevo la obra. Para ello, se ha necesitado contar con la resolución de la Junta de Extremadura, una vez que ha tenido el informe del arqueólogo. La decisión ha sido continuar con la intervención prevista.

Geotextil

El concejal trujillano del ramo, Raúl Gómez, explica que, para esa reanudación, se ha colocado una capa de geotextil con un gramaje algo superior de lo normal para que quede protegida la necrópolis. Seguidamente se está colocando el empedrado, con la intención de que ese tramo quede como el resto de la vía. En un principio, no habrá ninguna referencia visible en la vía de ese hallazgo. El edil matiza que todo ha quedado documentado por si el día de mañana se quiere continuar con el estudio arqueológico.

Gómez sostiene así como que se ha intentado, desde el equipo de Gobierno, agilizar los trámites para que esa obra se finalizase. Vecinos se han quejado en varias ocasiones de la tardanza de la ejecución. Tan solo faltaba el tramo de la excavación, lo que entorpecía el tránsito normal.