Representantes del PP en la recogida de firmas / CEDIDA

María Guardiola se reúne con afiliados del PP, tras pasar por la mesa de firmas en apoyo al CAR

La portavoz popular local asegura que se va a seguir en la batalla

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La candidata a la presidencia del Partido Popular de Extremadura, María Guardiola, estuvo ayer reunida en la ciudad trujillana con militantes y afiliados, para trasladarle su intención de liderar el PP extremeño.

Antes de este encuentro, visitó la mesa que puso la agrupación local de la formación junto al centro de salud, para la recogida de firmas para reclamar el restablecimiento de todos los servicios públicos del Centro de Alta Resolución (CAR), «que debía de prestar una atención sanitaria integral, tanto primaria como hospitalaria», recuerdan fuentes de la agrupación en una nota de prensa. Se consiguieron, en esa mesa, más de un centenar de apoyos.

Tras esta vista, Guardiola reclamó una atención primaria de calidad y en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos, indistintamente del lugar de la región en el que viva, según se indica en el escrito. «La Sanidad está sufriendo un gran deterioro en nuestra región, a pesar de ser un pilar básico del estado del bienestar, por lo que ha reclamado que se pongan todos los recursos necesarios para que los ciudadanos puedan recibir una sanidad en condiciones, indistintamente del lugar de residencia», se añade en la nota.

La próxima presidenta popular recordó además que uno de los grandes problemas existentes es la falta de médicos, sobre todo de atención primaria y en el mundo rural, consecuencia de las malas condiciones que se ofertan y que hacen que los facultativos se vayan a otras regiones. El último ejemplo ha sido la convocatoria MIR en la que el 41% de las plazas de Familia se quedaron desiertas en la región. Además, hay vacantes en todas las áreas de salud, añadió.

Seguir dando la batalla

Antes de esa visita de la próxima líder del PP, la portavoz popular local, Inés Rubio, recordó que se había instalado esta mesa de recogida de firmas para reivindicar lo que se viene pidiendo desde hace dos años de manera reiterada, como es el restablecimiento de los servicios del CAR. «Se suprimieron un sinfín de servicios en este centro». Recuerda que, en su momento, esa medida se justificó por la pandemia, pero una vez que desapareció el Estado de Alarma, «deberían haberse recuperado». Insiste en que las urgencias hospitalarias siguen cerradas. Por todo ello, opina que hay que seguir dando la batalla. «El Centro de Alta Resolución tiene que ser potenciados como se merece y no convertirlo en un centro de atención primaria». Por este motivo, asegura que no van a permitir su desmantelamiento. También echa de menos el apoyo del equipo de Gobierno local en esta reivindicación.