La Mancomunidad ya ha puesto en marcha su propio servicio de gestión cultural

La gestora cultural con una de las actividades realizada en el Puerto de Santa Cruz /HOY
La gestora cultural con una de las actividades realizada en el Puerto de Santa Cruz / HOY

Su gestora, Lucía Alba, ha diseñado una programación con alternativas hasta diciembre

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Mancomunidad Comarca de Trujillo tiene en marcha, desde abril, el nuevo servicio de gestión cultural, con la técnica Lucía Alba. A esta nueva prestación, se han adherido todas la poblaciones de la entidad, excepto Madroñera y Trujillo. Ante esta situación, Alba confía en que, con la entrada de los nuevos equipos de gobierno, se puedan sumar esos municipios a ese proyecto.

Explica que, entre otros objetivos, se pretende gestionar la actividad cultural coordinada para optimizar recursos, proyectos e inversiones. También se quiere contribuir a la preservación y difusión de la identidad cultural, así como potenciar la idea de colectividad y de cohesión comarcal. Lucía Alba, igualmente, apunta que su trabajo está encaminado a la ampliación de la oferta cultural y propiciar el acceso a eventos y actividades.

A partir de estos principios, hay diseñada una programación, con la pretensión de llegar a todos los sectores. Las primeras propuestas ejecutadas han sido talleres y ludotecas infantiles dedicadas a las mujeres artistas. Esta gestora termina esta semana de recorrer los municipios con esta iniciativa.

Animación a la lectura

En junio, tiene diseñado talleres de animación a la lectura para adultos. Además, ya ha hecho público las bases del certamen fotográfico comarcal 'Re-Creando mi pueblo', uno de los «platos estrellas» de esta programación. La idea es presentar originales fotografías grupales por cada una de las poblaciones.

Los meses de julio y agosto, se pondrá en marcha el proyecto 'verano de cine', con la proyección de tres películas en nueve localidades. En septiembre, se verá el resultado de ese certamen de fotografía. Al mes siguiente, además de diversos talleres, se van a programar visitas a alguna institución cultural. La música también tendrá su protagonismo a partir de noviembre y el año se terminará con un certamen comarcal de villancicos.