El pantano de Santa Lucía / JSP

La mancomunidad de aguas continúa, más de diez años después, en el punto de partida

El alcalde reconoce que es complicado el acuerdo porque los municipios partieron de casuísticas diferentes

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La futura mancomunidad de aguas de Santa Lucía sigue en el mismo punto que hace más de diez años. Así lo reconoce el alcalde, José Antonio Redondo. De hecho, dice que es complicado su constitución. De esta entidad supramunicipal se comenzó a hablar con la ejecución del proyecto de 'mejora de abastecimiento', con el fin de garantizar el suministro de agua a 29 municipios, tanto de la comarca de Trujillo, como la del Tamuja. Supuso una inversión de 37,5 millones de euros. Con la formación de esta mancomunidad, todavía inexistente, se asumirían estas obras, que llevan pagando una parte distintos ayuntamientos de la zona desde hace años. Al menos, esa era la previsión.

Redondo matiza que la concesión de agua la tiene Trujillo. No obstante, cree que se puede llegar a un acuerdo para formar esa agrupación siempre que haya voluntad entre las partes. Considera que el gran problema es que los municipios partieron de puntos de salida muy distintos. Algunos, como el trujillano, tenían agua y depuradora «y no se nos ofertó nada más». Otras localidades no tenían casi nada y otras estaban bombeando agua y les salía muy cara, señala. Esta diversidad de condiciones considera que dificulta el acuerdo.

Redondo también recuerda que esa gran mancomunidad de agua se planteó con el recrecimiento del pantano de Santa Lucía entre cinco y diez metros. Se trata de una obra muy demandada pero que no se ha llegado a ejecutar. Por tanto, «no tiene sentido hacer una mancomunidad con menos recursos de lo que se pueda necesitar en algún momento». A pesar de ello, cree que no habría problemas de crear esta agrupación de municipios optimizando todos los recursos de la zona, no solo Santa Lucía, sino también el resto de pantanos que hay en los municipios. «No pensemos que se va a hacer algo con el pantano de Santa Lucía y luego quedar todo lo demás fuera», asevera.

Abastecimiento

El alcalde detalla además que hay un planteamiento de la Junta de hacer unas balsas a partir del pantano de Santa Lucía para que esté asegurado el abastecimiento. También opina que existe otra vía, quizá la más fácil, que son las aguas de Las Vegas del Guadiana, «ya que tenemos canalización hasta Puerto de Santa Cruz».

Mas allá de esta mancomunidad, lo cierto es que parte de las infraestructuras que se creó con esa gran inversión, tras el paso de los años, no se ha llegado a utilizar, no solo en Trujillo, sino también en otros municipios, con el deterioro que conlleva. Entre otras actuaciones, se ejecutaron 138 kilómetros de conducciones, 24 nuevos depósitos, además de la reparación de 14, así como siete estaciones de bombeo y la ampliación de la ETAP de la ciudad trujillana.