Participantes en una de las actividades / hoy

La ludoteca rural continuará en septiembre en horario de tarde

Este servicio comenzó el 18 de agosto, con una buena aceptación, y seguirá hasta diciembre

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El programa Ludotecas Rurales de la Junta arrancó en la ciudad el 18 de agosto, con una buena aceptación y durará hasta final de año. Su directora es Elisabeth Galea que, junto con las monitoras María Eugenia Mariscal y Beatriz Márquez, coordinan la actividad. Recuerdan que este servicio está dirigido a menores de 2 a 5 años. Hasta final de mes, tienen un horario de mañana de 09.30 a 13.30 horas. A partir del 1 de septiembre, este programa se llevará a cabo por las tardes, de 16,30 a 19.30 horas, de lunes a viernes. Para ello, cuentan con las instalaciones de la guardería de Huertas de Ánimas.

Galea apunta que se tiene hecho una programación por semana. Ejemplo de ello es que la semana pasada estuvo dedicada a los dinosaurios, con una fiesta final, que fue el viernes. Esta que viene, se trabajará el tema de los alimentos. A partir de ahí, intentan adaptar las actividades según las edades y características de los menores. «Procuramos que aprendan jugando, que es uno de los objetivos», señalan estas responsables. Aunque se tiene un horario por temas organizativos y de control, «somos flexibles», remarca la directora.

La primera hora está dedicada a la acogida, con juegos con los puzles, con aros, además de contar con mesas sensoriales y de poner música, entre otras propuestas. Después, hay un tiempo de juego libre en el patio para continuar con la merienda. Seguidamente, se llevan a cabo diferentes actividades y dinámicas, como cuantacuentos, manualidades, circuitos, así como juegos populares, entre otros muchos. La intención es que esta dinámica se repita en horario de tarde. En este caso, también llevarán a cabo actividades relacionadas con la época del año y fiestas tradicionales de la zona.

Para participar en este programa tanto ahora como en septiembre, hay que inscribirse en la oficina juvenil. Hasta el momento, han tenido unos 30 menores apuntados, aunque suelen acudir entre 22 y 23 participantes. Reconocen que algunas familias están aprovechando este servicio como adaptación para el curso en la guardería o el colegio.