Los Reyes, en la adoración al Niño / JSP

Ni la lluvia, ni la covid pueden con la cabalgata de Reyes

Los Magos de Oriente recorrieron las calles principales de la ciudad, a pesar del mal tiempo

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Ni la constante lluvia, ni la covid pudieron con la cabalgata de Reyes, que recorrió este miércoles, más deprisa de lo habitual, las calles principales de la ciudad, tras un año de ausencia. Como estaba previsto, estuvo compuesta por ocho carrozas y dos carros. La comitiva estuvo encabezada por los pajes a caballo. A partir de ahí, se situaron las diferentes carrozas, con llamativos adornos, gracias a la participación de distintos colectivos sociales. No faltaron participantes, grandes y pequeños, que desafiaron el mal tiempo.

Una vez se hizo el itinerario habitual, la comitiva llegó a la plaza Mayor, donde Melchor, Gaspar y Baltasar fueron recibidos por las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde, José Antonio Redondo. Seguidamente, tuvo lugar la adoración al Niño. Como manda la tradición, uno de los Magos de Oriente se dirigió a los más pequeños. En esta ocasión, habló Melchor. El acto terminó con un sencillo homenaje a Chonci Moreno, la persona que durante décadas ha organizado el belén viviente en la plaza, durante la cabalgata. El alcalde entró una placa a su hija, a modo de reconocimiento.

Debido a la situación sanitaria, los Reyes, tras su parada en la plaza, continuaron su camino al Mercado Regional, sin acercarse a los más pequeños.

Melchor, Gaspar y Baltasar también estuvieron en Huertas de Ánimas, gracias a la Asociación Belén Viviente. Recorrieron diferentes calles y barriadas a caballo para que los pudieran ver grandes y pequeños. Después hicieron la adoración al Niño.