lLa plaza Mayor trujilla no / JSP

Un libro recoge un estudio con datos inéditos de la plaza Mayor

Ha sido escrito por los investigadores trujillanos José Antonio Ramos y Raúl Gómez

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El cierto que sobre la plaza Mayor de Trujillo se ha hablado y escrito mucho. Sin embargo, nunca se ha hecho un estudio tan exhaustivo, con datos inéditos, como hasta ahora. Así al menos lo destaca el cronista oficial local, José Antonio Ramos. Este trabajo está recogido en una nueva publicación que acaba de ver la luz, escrita tanto por Ramos, como por el investigador Raúl Gómez. Además de esos datos inéditos, se han actualizado investigaciones ya existentes, como algunas hechas por el propio Ramos.

El cronista trujillano insiste en que una de las partes más importantes de este nuevo libro es el estudio realizado de la evolución histórica y urbanística de la propia plaza. Los autores resaltan que este espacio tuvo su importancia durante la ocupación musulmana, como lugar de encuentro de mercado de ganados. Ramos recuerda que, en un principio, este lugar estaba ocupado por berrocal, con algunas casonas, como podía ser la del padre de Francisco Pizarro. A partir de ahí, se construyó la iglesia de San Martín. «Ya existía en 1384», explica. Seguidamente, comenzó a configurarse el nodo urbanístico con casas de los linajes más importantes que participaron en la reconquista de Trujillo en el siglo XIII, como son los Añasco, los Bejarano y los Altamirano. A partir del siglo XVI, se dio paso a los grandes palacios, que dan forma a la plaza Mayor.

Estos estudiosos, asimismo, incluyen datos desde 1380, que es la primera referencia histórica que han encontrado en el archivo municipal y es cuando se reúne el concejo en el atrio de San Martín». El cronista trujillano recuerda, asimismo, que las obras de la plaza tal , como se conoce hoy, se desarrollan en el siglo XIX, «que es cuando comienza el gran proceso urbanístico de Trujillo».

Otras aportaciones

Además de esa evolución, Ramos y Gómez 'descubren' restos arqueológicos que pueden existir debajo de la plaza Mayor, de distintas épocas. Todo ello se une a los estudios actualizados de los distintos palacios, como el de los Duques de San Carlos, el del Marqués de la Conquista y el de los Marqueses de Piedras Albas. De hecho, de este palacio, se dan a conocer unos tapices de gran valor.

También se habla de 'las casas consistoriales', ahora convertidas en el Palacio de Justicia, con sus últimas reformas.

La publicación incluye información sobre los acontecimientos que han tenido lugar en la plaza, como escenario de numerosos acontecimientos, como la inauguración de la estatua de Pizarro, en 1929.

Este libro ha sido editado por Tau Editores y patrocinado por Insegsa, ingeniería preventiva. El prólogo ha sido realizado por el cronista oficial de Madrid, Ángel del Río López, amigo personal de los autores.