Jugadores, entrenadores y directivos, junto a integrantes del equipo de Gobierno. / JSP

Los juveniles del Trujillo reciben su homenaje en un acto en el Ayuntamiento

Fueron recibidos en el salón de plenos por haber ascendido de categoría hace unos días

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Integrantes del equipo de Gobierno, capitaneados por la concejala de Deportes, Gabriela Carvajal, recibieron, a modo de homenaje, al equipo juvenil del C. F. Trujillo, por su ascenso de categoría, tras ganar la eliminatoria contra el Llenerense el pasado 2 de abril. Este sencillo acto, que tuvo lugar en el salón de plenos, no solo contó con jugadores y entrenadores, sino también con directivos del club.

Carvajal reconoce que es «un orgullo» para la ciudad este nuevo éxito deportivo. Asimismo, apuntó que uno de los objetivos debe ser ver los campos llenos de público, al igual que se produjo en esa eliminatoria. Además, la edil puso de manifiesto que se va a fomentar las actividades deportivas en los terrenos existentes en el campo de fútbol de San Lázaro.

En el turno de intervenciones, el entrenador de estos jóvenes, Antonio Alvarado 'Ñeke', tuvo palabras de agradecimiento al Consistorio por este acto. Asimismo, puso de manifiesto que este homenaje es extensivo a esos entrenadores de las distintas categorías que han ido formando a estos jugadores. Por ello, pidió que el Ayuntamiento que invierta mucho dinero y recursos en las categorías inferiores, ya que se forman a personas y deportistas.

Así también lo destacó el secretario del club, Miguel Godoy. Recuerda que la escuela municipal de fútbol, coordinada por el Trujillo, cuenta con 114 menores y 15 entrenadores.

Más allá de dar la enhorabuena a estos chicos, quiso mandar un mensaje claro. Si Trujillo quiere tener fútbol de categoría y ser de la élite extremeña, «todos debemos dar un paso adelante». También aprovechó este acto para hacer un llamamiento, dirigido al fútbol de las categorías base en la ciudad, sin nombrarlo. «Todo el fútbol trujillano debe estar unido y debe ser uno». A partir de ahí, considera que todo lo que signifique fracturar es debilidad y la unión hace la fuerza, añadió al respecto.