La Junta pide al Gobierno recuperar el tren de Plasencia a Salamanca

Una persona camina por la antigua vía ferroviaria de la Ruta de laPlata. :: HOY/
Una persona camina por la antigua vía ferroviaria de la Ruta de laPlata. :: HOY

La Administración regional plantea quese incluya en el Corredor Atlántico para poder acceder a fondos comunitarios

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La Junta de Extremadura reclama al Gobierno la recuperación de la línea de tren entre Plasencia y Salamanca, dentro de la Ruta de la Plata, para lo que sería necesario plantear un nuevo trazado.

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio señala que está trabajando en una propuesta para instar al Gobierno a que solicite a la Unión Europea la inclusión de la conexión ferroviaria Plasencia-Salamanca como parte del Corredor Atlántico. Esto abriría las puertas a la concesión de fondos comunitarios para financiar las obras, como los destinados a la construcción de la línea de alta velocidad entre Madrid y Badajoz.

Medio Ambiente y Rural señala que técnicamente es imposible «reutilizar el antiguo y obsoleto trazado» de la Ruta de la Plata, la línea que comunicaba Astorga con Plasencia (y de ahí hasta Sevilla por el tendido actual por Cáceres y Mérida) y que en su tramo por el norte de Extremadura se convertirá en una vía verde para senderismo y cicloturismo. De hecho, ya se ha iniciado el desmantelamiento de las antiguas vías.

En lugar de emplear el recorrido que seguía esa línea, y que aún es visible entre Plasencia y Baños de Montemayor, sería necesario plantear un nuevo trazado. Para llevarlo a cabo, la Junta sugiere que esta obra se acoja a la Red transeuropea de transporte (RTE-T), que define los corredores principales en materia de carreteras, ferrocarril, líneas marítimas, etc.

Esta red cuenta a su vez con corredores principales, que se consideran estratégicos y que en principio deben concluirse antes de 2030. Entre ellos se encuentra el Corredor Atlántico, que conecta los puertos de Algeciras, Sines, Lisboa y Oporto con el centro de europa.

Este trazado cuenta, en materia ferroviaria, con dos segmentos principales en la Península Ibérica. Por un lado, el trayecto Irún-Salamanca-Fuentes de Oñoro-Aveiro (y de ahí a Lisboa y Oporto) y por otro la línea Madrid-Badajoz-Lisboa. Ambas se unen mediante la conexión entre Madrid y Valladolid.

La propuesta de la Junta pasa por unir estos dos segmentos principales con una conexión directa entre Plasencia y Salamanca. Al incluirse en el Corredor Atlántico, tal como se plantea con la extensión de la red de mercancías hasta León, Asturias, Vigo y de ahí a Oporto, se podría incluir el proyecto en las convocatorias de fondos europeos para acciones prioritarias. «Con ello se conseguiría apoyo institucional y financiación europeos, indispensables para plantear con éxito la reapertura de este corredor transversal tan estratégico con una nueva línea ferroviaria convencional de altas prestaciones», añade la Junta de Extremadura.

La Consejería de Medio Ambiente ya ha trasladado su idea en las reunionesdel Pacto por el Ferrocarril

En caso de que finalmente el proyecto fuera seleccionado como parte de la red transeuropea dentro de una convocatoria con financiación europea, el siguiente paso sería «determinar, en función de las necesidades, tráficos y trazado, la inversión necesaria y los posibles plazos de ejecución». Es decir, aún se trata de una actuación por definir que depende de su inclusión en el Corredor Atlántico. Pero, de salir adelante esta propuesta, se podrían obtener los fondos necesarios para iniciar los estudios y planificar las obras.

La Consejería de Medio Ambiente y Rural señala que se está recabando toda la información necesaria para trasladar esta propuesta al Gobierno, ya que aún no se ha decidido de qué forma se hará. Pero añade que esta cuestión se ha planteado en las reuniones que se han mantenido con responsables del Ministerio deFomento en el marco del Pacto por el Ferrocarril.

Cerrada desde 1984

La línea ferroviaria de la Ruta de la Plata cerró los viajes de pasajeros en 1985 y de mercancías en 1996. La mayor parte de la infraestructura está deteriorada por la falta de uso y se muestra invadida por la vegetación, aunque hay tramos en los que aún es visible la antigua vía.

La opción de utilizar la plataforma para habilitar una vía verde fue planteada en 2013, pero los ayuntamientos incluidos en ese trazado (Plasencia, Villar de Plasencia, Casas del Monte, Aldeanueva del Camino, Hervás y Baños de Montemayor) la rechazaron porque suponía renunciar a que los trenes volvieran a circular. Pero finalmente se decidió acometer el proyecto.

En los últimos años ha surgido tanto en Extremadura como en Castilla y León un movimiento para recuperar este trazado. Entre Plasencia y Baños de Montemayor hay 63 kilómetros de la antigua línea, a los que hay que sumar en torno a tres kilómetros más hasta el límite con la provincia de Salamanca.