José Antonio Redondo: «Vamos a abrir las ventanas para que salga el mal olor»

José Antonio Redondo, con Guillermo Fernández Vara, en el mitin de ayer. /JSP
José Antonio Redondo, con Guillermo Fernández Vara, en el mitin de ayer. / JSP

El candidato socialista se defendió ayer de las críticas y anunció un plan económico financiero del Ayuntamiento

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

«Aquí hay pánico que el Partido Socialista gane las elecciones y desempolve lo que hay dentro. Vamos a abrir las ventanas para que salga el mal olor». Así lo dijo el candidato a la alcaldía, José Antonio Redondo, en el mitin celebrado ayer en el paseo Ruiz de Mendoza, acompañado por el candidato a la Junta, Guillermo Fernández Vara.

Aseguró que, por ese pánico, «quizá» se ha hecho esa campaña de descalificación «de mí, como persona y de algún miembro más de nuestra candidatura». Se refería, sin nombrarlo, al PP. Ante este hecho, aseguró que no ha venido a vivir de la política, ni a hacer carrera. Resaltó que lo único que tiene su equipo es ilusión, además de valentía por afrontar el reto de gobernar la ciudad y recalcó que su garantía «es lo que hemos hecho cuando gobernamos».

Redondo considera necesario una buena gestión económica y de recursos humanos para que haya futuro. «Nosotros lo hicimos en sintonía con empresas privadas y empresas públicas», sostuvo ayer. En su intervención, recordó que, en sus años de alcaldía, se pusieron en marcha numerosos proyectos, como polígono industrial, la depuradora, el centro de salud, las guarderías, pistas polideportivas y el campo de fútbol de césped artificial, entre oros. Asegura que ahora todo está «abandonado».

Desidia y saqueo

El candidato apuntó igualmente que en esta campaña hay muchas promesas e, incluso, «ellos mismos no se sienten orgullosos de su propio alcalde». No tiene dudas de que, aunque sea otra candidata, «es el mismo equipo de la desidia y del saqueo al Ayuntamiento». Insistió en que han tenido ocho años en hacer lo que ahora prometen. Además, Redondo indico que «fuentes cercanas» detallan que la deuda municipal es de 7,5 millones de euros. También criticó el «oscurantismo» del Ayuntamiento. En relación a los nuevos partidos «bisagras», aseveró que pueden prometer lo que quieran porque no van a tener que cumplir.

También se preguntó que dónde se ha dejado la aspiración de ser Patrimonio de la Humanidad, ya que parece que se ha cambiado por el título de pueblo más bonito. Insistió en que es importante esa meta, pero también estar en el camino. Gracias a ello, llegaron importantes subvenciones para la recuperación del patrimonio. Sin embargo, «ya no estamos ni en la cuneta», añadió.

Ante la situación el Consistorio, se comprometió a realizar un plan económico financiero para «frenar esta caída libre». Asimismo, señaló que, para su equipo, la ciudad tiene cuatro pilares básicos. Uno de ellos es el turismo, que necesita mayor formación y mayor promoción de las ferias. Anunció que se harán programas específicos para aquellos que trabajen en hostelería, incluso estando trabajando puedan formarse. «Ya hay acuerdos con la Universidad de Extremadura en ese sentido», apuntó.

Alfombra roja

También está el mantenimiento de los servicios públicos. Otro pilar es la industria. Considera que en la actualidad se ha abandonado a los industriales y encima «se le pone todo tipo de trabas administrativas». Por ello, opina que para el empresario, «alfombra roja». El cuarto pilar es el campo. Aunque reconoció que en este sector no tiene mucha competencia el Ayuntamiento, sostuvo que el actual gobierno no ha hecho casi nada con «el emblema del campo en Trujillo, que es el mercado regional de ganados». Auguró que si gobiernan bien esos pilares básicos, nadie tendrá que dejar Trujillo si no quiere.

El candidato del PSOE volvió a hacer hincapié en las tres principales promesas anunciadas en Huertas de Ánimas hace unos días. Además, Redondo se defendió de las críticas ante esos compromisos. Se trata de la bajada del IBI y no pagar «la barbaridad que se está pagando». Si llega a la Alcaldía, aseguró que a partir de octubre se irá bajando progresivamente, «a pesar de la ruina». También se volvió a comprometer a abrir la piscina climatizada. Recordó que las medidas son de 24,80 metros y no de 25 metros porque así solo se necesita un socorrista. También se comprometió a la construcción de la residencia de mayores de Huertas de Ánimas, ya que en diez años no se ha puesto un ladrillo, dijo. Ante estos compromisos, «Guillermo, el IBI me atrevo yo solo, pero para lo otro me tienes que ayudar», añadió.

El candidato a la presidencia, Guillermo Fernández Vara dio las gracias a José Antonio Redondo por afrontar este reto. Además, indicó que de las encuestas que han realizado, el político mejor valorado ha salido el actual candidato socialista trujillano.