Intercambio de declaraciones por el problema de la piscina

Intercambio de declaraciones por el problema de la piscina

Inés Rubio pide rigurosidad al portavoz socialista y este insiste en que la inversión realizada no ha servido para solucionar las fugas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La piscina municipal de Trujillo volvió a ser tema de debate en la última sesión plenaria.

La portavoz popular, Inés Rubio, pidió rigor a su homólogo socialista, Raúl Gómez, a la hora de dar datos sobre estas instalaciones. Rubio recordó que Gómez, en la anterior sesión plenaria, habló de precipitación y celeridad del anterior equipo de Gobierno a la hora de hacer las obras de mejora de esta piscina y que se habían incurrido en deficiencias en su ejecución. Además, recordó que, según él, se apoyó en un informe de la empresa concesionaria del servicio de agua. Sin embargo, Rubio detalló que ese informe no existe. Por ello, pidió que se aclare si hay deficiencias y por qué se ha apoyado en documentos si no existen. «Una cosa que sean las obras insuficientes y otras que sean necesaria», apuntó.

El portavoz socialista insistió en que la inversión llevada a cabo no ha servido porque sigue habiendo pérdidas de agua de 250 metros cúbicos diarios. Afirmó igualmente que las causas reales de esa fuga todavía no se saben porque se están haciendo las valoraciones técnicas oportunas. «Si a un arquitecto le dan quince días para que haga un proyecto para ver dónde está la pérdida de agua o es un genio o es imposible que tome una decisión». Asimismo, indicó que esa decisión era superficial, ya que no tuvo tiempo en profundizar en la causa del problema, añadió Gómez.