La imaginación se pone al servicio del fomento a la lectura

Responsables de la biblioteca municipal, junto a los de la oficina de Información Juvenil y al técnico del teatro Gabriel y Galán /HOY
Responsables de la biblioteca municipal, junto a los de la oficina de Información Juvenil y al técnico del teatro Gabriel y Galán / HOY

La biblioteca municipal realiza proyectos diferentes para llegar a niños y jóvenes | Uno de los fines es que las instalaciones no sean solo un almacén de libros o un lugar de estudio, sino también un centro cultural

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Disfraces, búsquedas de enigmas, talleres, música y, a veces, hasta magia. Tan solo son algunas de las muy variadas 'herramientas' que está utilizando la biblioteca municipal para fomentar de una forma diferente la lectura entre distintos sectores de la población, sobre todo, el infantil y el juvenil. Con esta labor, además, se intenta que este espacio no solo sea un lugar de estudio o un sitio para almacenar libros, sino también un centro cultural con vida. Así lo detalla una de sus responsables, Johana Pablos.

En este empeño no está sola. También participan los técnicos de la Oficina de Información Juvenil, así como el personal del teatro Gabriel y Galán. «Somos un equipo», sostiene Pablos, ilusionada por la labor que se está realizando. Resalta asimismo el respaldo que recibe de la titular de la biblioteca, Magdalena Galiana, así como de su implicación.

Un ejemplo de este trabajo es el proyecto 'Biblioscape', que fue premiado por la Junta por el fomento a la lectura. Consiste en convertir las instalaciones en una sala de 'escape room' en la que dos equipos tienen que resolver, en un tiempo determinado, un enigma literario sobre la lectura propuesta. Con esta iniciativa, días antes se lanzan pistas implicando a diversas entidades.

Ya se han llevado a cabo dos ediciones. Además de contar con equipos de jóvenes, en la última también se contó con un grupo de adultos. La siguiente sesión estará dedicada a los descubridores. Pablos reconoce que con este proyecto, al menos, se ha implicado a jóvenes durante un tiempo por la noche, con buenos resultados.

Participantes en una de las activiades llevadas a cabo en la biblioteca
Participantes en una de las activiades llevadas a cabo en la biblioteca / JSP

En los últimos meses, no han faltado tampoco talleres infantiles, con cuentacuentos. En estos casos, se eligen lecturas que promuevan valores. Además, se han completado con otras actividades.

Un ciclo

La imaginación del personal de la biblioteca municipal trujillana, junto con los de la Oficina Juvenil, no ha parado. Han dado un paso más para acercar la importancia de la lectura en la sociedad. Con ese fin, han iniciado un ciclo con tres propuestas. La primera, 'Cuentos de verano', ya se realizó en junio en la plaza Mayor. Con disfraces, una ambientación e iluminación especial y con sombras chinescas, presentaron y escenificaron una serie de relatos.

Este ciclo tendrá su continuidad en octubre, con 'Leyendas de otoño'. Consistirá en la narración de esas leyendas trujillanas recogidas en diferentes publicaciones. La intención es que se cuente con una ambientación especial, en horario nocturno, en los lugares donde se produjeron. La actividad será apta para toda la familia. Este ciclo terminará con 'Poemas de invierno' en diciembre. «Queremos crear un receptáculo donde la gente pueda poner sus poemas elaborados por ellos mismos o que escriban las poesías de su autor favorito», señala Pablos. Además, se va a trabajar para poner en marcha un recital con poetas locales y regionales en la biblioteca.

Johana Pablos lleva a cabo el fomento a la lectura fuera de la biblioteca HOY
Johana Pablos lleva a cabo el fomento a la lectura fuera de la biblioteca HOY

Johana Pablos insiste en querer llegar a los jóvenes. Por ello, junto a los proyectos planteados, tiene pensado crear un plan de voluntarios, con el fin de que vayan a los centros de mayores a leer a esas personas que no pueden. Antes de poner en marcha esta iniciativa, pretende darla a conocer a los centros educativos para que analicen su viabilidad. Asimismo, le gustaría crear un club junior de lectura, en el que también se incluya la lectura creativa. Estaría dirigido a menores de 10 a 14 años. «Es un rango que no está bien cubierto», recalca.

Otra iniciativa planteada es un hospital de libros, que ya se llevó a cabo hace unos años con María Ángeles Quesada. «Los menores se convierten en médicos y aprenden a 'curar' o reparar sus libros o algunos de la biblioteca», explica. Para ello, se imparten algunas nociones de restauración de publicaciones. Esta responsable considera que, mediante esta actividad, los participantes toman conciencia de los bienes colectivos y de su cuidado.

Exposiciones

Todas estas propuestas las quiere complementar con la puesta en marcha de exposiciones a través de la Asociación de gestores culturales de Extremadura. Ya se contó con una sobre Federico García Lorca. También se trabajará para hacer una firma de libros con autores vinculados a la comarca.

Esta labor se intentará hacer junto a las colaboraciones con diferentes entidades. Igualmente, se continuará con el día a día de la biblioteca junto a la difusión en redes sociales.