La idea es que el albergue municipal sea gestionado por una empresa

Momento de la inauguración del albergue y aula de naturaleza /JSP
Momento de la inauguración del albergue y aula de naturaleza / JSP

Cuenta ahora con una capacidad para 28 personas y se puede ampliar hasta 40

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

l Ayuntamiento, por ahora, seguirá gestionando el albergue municipal y aula de naturaleza, servicios ubicados en las antiguas escuelas de Belén, tras una profunda remodelación. La intención, en un futuro, es que lo gestione una empresa. Así lo ha manifestado el concejal de Juventud, Rafael Rebollo, una vez inauguradas, por fin, estas renovadas instalaciones. En ese acto, que tuvo lugar el domingo, participaron integrantes del equipo de gobierno y representantes de las asociaciones de este núcleo de población.

Estas dependencias se llevan utilizando desde hace tiempo por diferentes colectivos. Por este albergue, han pasado centros educativos, colectivos deportivos y entidades privadas con alguna actividad lúdica. También se tienen peticiones para los próximos meses para cursos y encuentros deportivos y juveniles. De hecho, el último fin de semana de noviembre lo ocupará una agrupación de Cáceres, que contará con diversas charlas. Rebollo apunta que las peticiones se deben cursar en el Ayuntamiento. Como mínimo, se pide un grupo de 15 personas, para aceptar la solicitud. Si se trata de una entidad privada con ánimo de lucro, hay que pagar una tasa.

Este albergue cuenta con 28 plazas para dormir. No obstante, esa capacidad, en un futuro, se puede ampliar hasta un total de 40, según explica le concejal delegado, tras información del personal técnico. Además, el edificio posee una sala de reuniones o formativa, así como despachos, junto a una zona de cocina. Todo ello se complementa con un patio. «Se trata de un edificio accesible y muy completo», remarca Rebollo.

Retraso

La inauguración de renovado edificio se llevaba tiempo esperando, puesto que el proyecto, que también se había demorado en el tiempo, ya se había terminado hacía meses. Según el concejal, uno de los problemas ha sido la burocracia. Recuerda que ha habido que superara algunos inconvenientes con el suministro eléctrico, principal causa de la demora. El edil igualmente remarca que, mientras se han ido solucionando los problemas surgidos, se han ido mejorando otros espacios, como ha sido la entrada de estas instalaciones.

Las obras comenzaron en abril de 2015. La adaptación del edificio al nuevo uso tardó unos pocos meses. Sin embargo, las instalaciones permanecieron cerradas hasta que no se solucionó el problema de la luz. Uno de los últimos pasos ha sido poner nombre al albergue, tras consultarlo con las asociaciones de Belén. Se llama 'La escuela'. Con estos trámites, esta dependencia está en funcionamiento oficialmente.

 

Fotos

Vídeos