Una de las capeas celebradas este fin de semana. / JSP

Huertas de Ánimas despide sus fiestas patronales con una gran respuesta de público

Uno de los objetivos de la comisión de fiestas para el año que viene es pintar la plaza de toros portátil

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Las fiestas patronales de Huertas de Ánimas terminaron ayer, tras un intenso fin de semana, protagonizado por los festejos taurinos. El punto final llegó, como manda la tradición, tras la última capea, con el canto de la Salve en la propia plaza.

Ya, el sábado se vivió un día grande, desde por la mañana, cuando cientos de personas se echaron a calle para disfrutar, en primer lugar, con la capea dirigida a mayores de 16 años. Seguidamente, los grupos de amigos y familiares continuaron con la jornada festiva en locales, bares y cafeterías para reponer fuerzas. Por la tarde, el principal atractivo fue la capea vespertina, que estuvo abarrotada. Contó con la participación de aficionados de muy diversos lugares. No faltaron los correspondientes encierros. La jornada terminó con una multitudinaria verbena.

Ya, ayer, la programación, de nuevo, estuvo protagonizada por los festejos taurinos, tanto por la mañana, como por la tarde, hasta ese emotivo canto Salve, que tuvo lugar sobre las nueve de la noche.

De este modo terminan dos semanas llenas de propuestas. Uno de los integrantes de la comisión de fiestas, Javier Jiménez, hace una valoración muy positiva de los actos llevados a cabo y de la respuesta del público. «Sabíamos que la gente iba responder, pero ha sido más de lo esperado», tanto con las actuaciones de La Húngara y el cómico José Luis Calero, como con los festejos taurinos. De hecho, la plaza de toros ha registrado entradas, en determinados días, de 1.200 personas.

A partir ya de hoy, voluntarios comenzarán con el desmontaje de la plaza de toros portátil, así como de las vallas del recorrido de los encierros. Los siguientes fines de semana servirán para la recogida de toda esa infraestructura. «La intención es que en quince días esté todo recogido en la nave», apunta Jiménez. Después, los organizadores presentarán las cuentas, para tomarse unos días de descanso. .

Uno de los objetivos que se ha marcado esta comisión para el año que viene es pintar esta plaza de toros portátil, ya que, desde que se compró, no se ha hecho ninguna mejora. «Necesita este mantenimiento, porque si no, se va deteriorando», añade.