La Patrona en el atrio de la iglesia. / JSP

Huertas de Ánimas celebra sus fiestas patronales con cierta normalidad

Los actos principales han sido los religiosos y se han recuperado propuestas

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Huertas de Ánimas ha contado con gran ambiente durante el fin de semana con motivo de sus fiestas patronales, que se han acercado a una cierta normalidad. Es cierto que no habido ni proclamación de damas, ni reinas, ni verbenas, ni cabezudos, ni habrá festejos taurinos por la pandemia. Sin embargo, se han recuperado otras propuestas festivas con el fin de las restricciones de horarios y aforos. Como estaba previsto, el mayor protagonismo se lo han llevado los actos religiosos.

Una de esas actividades recuperadas y más esperadas ha sido la ronda de la tuna de Huertas, que tuvo lugar el viernes de madrugada. Sus integrantes, capitaneados por el párroco José Blanco, todos ellos con mascarilla, recorrieron las calles de este núcleo de población cantando sus canciones tradicionales, ante la atenta mirada de numerosos vecinos.

Al día siguiente, grupos de amigos y familiares se echaron a la calle para disfrutar de la jornada festiva, con sus correspondientes comidas. Como novedad, la mediodía estuvo amenizada con la música de la charanga 'La crisis', contratada gracias a las aportaciones de numerosos vecinos. Días antes y a través de las redes sociales, se hizo un llamamiento para esa colaboración y con ese fin se pusieron huchas en diversos establecimientos.

Los actos religiosos también cumplieron con lo previsto y alguna actividad más. Ya, el sábado por la mañana, numerosos feligreses se acercaron a ver a la Patrona que fue expuesta en el templo. Por la noche, además de la novena, se recuperó el rosario por las calles, con un recorrido muy reducido. De hecho, la mayoría de los feligreses esperó en el atrio, mientras el párroco dirigía los rezos cantados.

Ya, el domingo, tuvo lugar la misa mayor. De nuevo, como no hubo procesión, se sacó la imagen de la Patrona al atrio de la iglesia, con una amenaza de lluvia constante, que hizo su presencia minutos después. Tras la novena, se pujaron los banzos para entrar, de nuevo, a la Virgen del Rosario al templo y dar comienzo la misa mayor, con una gran aceptación. Terminó con el canto himno Salve. Otra de las propuestas recuperadas fue el ofertorio que se celebró ayer por la tarde.

El próximo fin de semana, Huertas volverá a estar de fiestas. Por ahora, no hay ninguna actividad programada, aunque en los próximos días podría cerrarse alguna propuesta.