Juan Mateos Broncano, junto a otros compañeros / Miguel Pino

Reflexiones desde la ventana

Un homenaje merecido

MIGUEL PINO

José Saramago decía: «El viaje no termina jamás. Sólo los viajeros terminan. Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración…El objetivo de un viaje es sólo el inicio de otro viaje».

Hoy detrás de estas letras queremos hacer un pequeño homenaje, quizá no sea suficiente para todo lo que esa persona nos ha regalado como deportista, como profesional, como persona, pero más allá de todo lo material creo que no hay mejor manera de expresar nuestros agradecimientos, como Club, como vecinos o como amigos…

Juan nos ha trasmitido, desde sus inicios como deportista y como profesional 'panadero' … Sentimientos como la amistad, solidaridad, esfuerzo, constancia, trabajo, honradez, superación, humildad... Se han hecho patentes en su forma de vida, día a día...

Y es que 'Juanito' es una de esas personas que solemos llamar 'especiales', la cual nunca, nunca le falta la sonrisa.

Pocos en nuestra ciudad serán los que no conocerá este nombre: Juan Mateos Broncano. Pues bien, hoy llega el momento de hacer nuestro humilde reconocimiento en el día de su jubilación.

En un momento en el que más que nunca hemos vivido eso de que 'los triunfos son compartidos y las derrotas individuales', él ha demostrado día tras días su generosidad, su empatía, su gran capacidad de trabajo. Hoy queremos dedicar una página, una foto, un reconocimiento que se merece, hoy quiero hacerlo yo desde aquí, hoy quiero que le pongáis rostro, un deportista enorme¡!! Un enorme trabajador….

Hoy, en su despedida, en su día, me ha dado una nueva lección, una nueva enseñanza… toco mi puerta… «es mi última noche», pero marchaba como si fuera la primera.

Hemos vividos días buenos y triste, sin ser el… pero él siempre nos recuerda la etapa de niño que todos/as llevamos dentro y nos hace volver a sonreír en con los recuerdos…

No lo sabe, pero hoy ha empezado para ambos una nueva vida, un nuevo ciclo, una nueva etapa que hay que afrontar con ilusión.

Se que me leerás, así que queremos añadir algo más. Estas letras queremos dedicártelo a vosotros. Juan y Ana.

Decía Groucho Marx:

«Detrás de un gran hombre hay una gran mujer y detrás de ésta su esposa»

Gracias siempre por estar ahí, con tu humildad, con tu trabajo. Que la vida te regale todo lo que tienes que recoger tras tantos años de siembra, que te puedo asegurar es más de lo que puedas pensar.

Hoy no debe ser un día triste. Y no debe serlo porque Juan empiezas una nueva etapa de su vida, que se ha ganado a pulso: la de su jubilación. Ahora le toca dedicarse a ti y a Ana, a su descanso. Nadie mejor que él lo merece.

Para finalizar decirle que estamos muy orgulloso de seguir compartir la vida con ustedes y reiterar que eso que llamamos valores: amistad, esfuerzo, comprensión, dedicación… en ustedes no lo son pues es algo innato y natural. Espero disfrutéis de muchos y saludables años de jubilación junto a Ana; mujer espectacular, amable… donde las haya. Siempre ocuparán una parte importante en nuestras vidas

Un efusivo abrazo.