Participantes de una edición anterior / MBP

La hermandad de la Patrona inicia el año con el acto de la aparición de la Virgen

La entidad, además, recuperará su asamblea general, prevista para el mes de febrero

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La hermandad Virgen de la Victoria ya tiene diseñadas las principales propuestas que llevará a cabo a lo largo de este año. Esa programación comenzará este domingo, con la conmemoración de la aparición de la Virgen de la Victoria a los soldados cristianos para vencer a los musulmanes en la reconquista de Trujillo, según cuenta la leyenda. Fue un 25 de enero de hace 790 años. Debido a este hecho, en 1963, se colocó en el Arco del Triunfo una imagen de la Patrona, elaborada por el canterano trujillano Francisco Serván Donaire. La que había antes fue destruida en 1809, tras la invasión napoleónica, según fuentes de la propia hermandad.

Este sencillo acto tendrá lugar sobre la una de la tarde. Habrá una introducción y la lectura de una reseña histórica, además de una oración y ofrendas a la Virgen. «Es un acto que se repite cada año desde hace mucho tiempo», remarca el presidente de la entidad organizadora, Javier Diz.

La principal novedad de esta programación anual es la celebración de su asamblea general. La última tuvo lugar en marzo de 2020, justo antes del inicio de las semanas de confinamiento. En 2021 se suspendió. Por tanto, a falta de confirmación, la idea es retomar este encuentro el 19 de febrero, en el teatro Gabriel y Galán, con las oportunas medidas contra la covid.

Entre otros puntos del orden del día, se hablará de las actividades realizadas en este último tiempo, además de detallar el informe de tesorería. También se darán unas pinceladas de la revista Comarca, que dejó de imprimirse por falta de recursos humanos y económicos. También había habido una bajada considerable de socios. En esta asamblea, además, se hablará de proyectos nuevos, como la digitalización de la imagen pétrea de la Patrona.

Estas propuestas se unirán a otras habituales, como la ofrenda floral en mayo, así como la realización de los rosarios, con el apoyo de las parroquias, sin olvidar las fiestas patronales.