La Guardia Civil detiene a un conductor con 60 dosis de cocaína y 40 pastillas, a la altura de Trujillo

REDACCIÓN HOY TRUJILLO
REDACCIÓN HOY TRUJILLO

Agentes de la Guardia Civil de la Compañía de Trujillo han detenido a un hombre, al que sorprendieron en la autovía A-5, circulando con un vehículo de alquiler sustraído. Además, en su interior había 60 dosis de cocaína y 40 pastillas de anfetaminas. Además, le fue intervenida una tarjeta bancaria, sustraída a un vecino de Málaga, con la que se habían realizado varios cargos fraudulentos, según informan fuentes de la Guardia Civil.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado día 22 de septiembre, cuando agentes del Puesto de la Guardia Civil de Miajadas avistaron un vehículo que circulaba con las luces apagadas, abandonando una estación de servicio mientras se disponía a incorporarse a la autovía A5, sentido Madrid.

Después de realizarle las correspondientes señales de detención y parada, el conductor hizo caso omiso, emprendiendo la huida a gran velocidad. Tras informar a la Central 062 de la Comandancia de Cáceres acerca de las características y el número de placa de matrícula del vehículo, se confirmó que se trataba de un vehículo de alquiler cuya sustracción había sido denunciada en la ciudad de Málaga, se apunta en la nota de prensa de la Guardia Civil.

De forma inmediata, se estableció un dispositivo policial para interceptar el vehículo, al que se unieron agentes del Puesto de Torrecillas de la Tiesa y del Equipo de Atestados del Destacamento de Tráfico de Trujillo. «La celeridad y decisión con la que actuaron estas patrullas, permitió interceptarle en la autovía A5 (sentido Madrid), dentro del término municipal de Trujillo», apuntan.

Una vez identificado su conductor, de 25 años de edad, se efectuó un registro del vehículo, hallándose en su interior 60 dosis de cocaína y 40 pastillas de anfetaminas, presuntamente, dispuestas para su venta, motivo por el cual se procedió a su detención y trasladado, en unión del vehículo intervenido, hasta el acuartelamiento de la Guardia Civil de Trujillo.

Ya en el Puesto de Trujillo, se optó por realizar un registro más exhaustivo del turismo, en el curso del cual fue hallada una tarjeta de débito en la que figuraba como titular un vecino de la ciudad de Málaga. Realizadas gestiones con esta persona, se pudo averiguar que la tarjeta había sido sustraída, habiéndose realizado con ella varios cargos fraudulentos. Debido a esto, además de por los delitos contra la salud pública, por tráfico de drogas, y el de robo y hurto de uso de vehículo fue investigado por los delitos de hurto y estafa, añade la nota de prensa.