​La Guardia Civil celebra de nuevo su tradicional fiesta, con limitación de invitados por culpa de la pandemia​