Corporación municipal / JSP

Los grandes dependientes, a la espera de una solución para la ayuda a domicilio del Sepad

Usuarios se han reunido con el alcalde para intentar buscar alguna alternativa tras la renuncia del Consistorio a seguir con esta prestación

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La renuncia del Ayuntamiento a continuar con la prestación del servicio de la ayuda a domicilio del Sepad a partir del 31 de diciembre generó un gran revuelo, al menos, entre un grupo de usuarios. Con el paso del tiempo, parte de estos beneficiarios ya han firmado sus contratos con empresas acreditadas para continuar con esta prestación, con la correspondiente ayuda regional. No obstante, la polémica no se ha acabado, porque algunos de los 31 vecinos que reciben este servicio no están de acuerdo con la decisión tomada por el Consistorio, entre otros motivos, por el importante incremento en el coste.

Tal es así que usuarios grandes dependientes mantuvieron una reunión hace unos días con el alcalde, José Antonio Redondo, así como con la concejala delegada, Marisa Fernández, para explicarles la situación. En ese encuentro, el mandatario trujillano se comprometió a buscar algún tipo de solución para estas personas, con el fin de hacer una propuesta y elevarla a Junta de Gobierno, según explica Fernández.

Asimismo, recuerda que la mayoría de los usuarios tiene regulada ya la situación mediante el Sepad y una empresa. Detalla además que la ayuda que se ofrece está de acuerdo a la capacidad económica de cada persona y, en muchos de los casos, ese dinero concedido cubre, más o menos, los gastos de la empresa.

Uno de los asistentes a este encuentro fue Martiniano Blázquez, quien asegura que se está esperando una respuesta por parte del equipo de Gobierno para ver qué medida se toma para paliar esta situación. Apunta que, en ese encuentro, se incidió en que no se quería que se privatizase el servicio de dependencia. «No entendemos que esta medida lo haga un gobierno socialista», remarca. Por ello, considera que se debería revertir la decisión. Si ya no se puede, se demandó que a estas personas se las incluyera en el servicio de ayuda a domicilio municipal.

Condiciones laborales

Este usuario, asimismo, detalla que desde el Ayuntamiento se insistió en que la prestación con la ayuda del Sepad es inviable por la falta de personal. Sin embargo, Blázquez, que ha recogido la opinión de otros usuarios, considera que el problema son las condiciones laborales, además de que, con la nueva reforma laboral se obliga a que este tipo de contratos sean fijos.

Otra de las cuestiones planteadas fue el envío, por parte del Sepad, de cartas para que, en un plazo de diez días, se formalice el contrato con empresas, con el fin de asegurar el servicio a partir del 1 de enero. En este sentido, se ha pedido un aplazamiento y así se demandó que el alcalde lo solicite a los dirigentes regionales, comprometiéndose a ello, según Blázquez.

Este usuario reconoce igualmente que, para un grupo de beneficiarios, la ayuda del Sepad para contratar el servicio con una empresa será parecida a los costes. Sin embargo, para otro grupo, esa ayuda será mínima, por lo que no lo van a poder asumir, aun siendo necesaria esa prestación. En estos casos, el desembolso puede oscilar entre 500 y 800 euros al mes.

Mientras llega la respuesta del Consistorio, estos usuarios también han mantenido conversaciones con otras entidades para buscar una solución para no perder esta prestación.